El Pentágono acusa a las Fuerzas Armadas chinas de ciberespionaje

Washington imputa a Pekín ataques a los sistemas del Gobierno y de contratistas de Defensa El objetivo del espionaje, según el Pentágono, sería "localizar las capacidades militares" de EE UU China ha negado reiteradamente estar detrás de los ataques

Personal del centro de operaciones de la Unidad de Comando Cibernético estadounidense, en la base de San Antonio, Tejas.
Personal del centro de operaciones de la Unidad de Comando Cibernético estadounidense, en la base de San Antonio, Tejas.FUERZAS AÉREAS DE EE UU

El Pentágono ha acusado a las Fuerzas Armadas de China de atacar los sistemas informáticos del Gobierno estadounidense y de contratistas de Defensa "para localizar las capacidades militares que podrían ser explotadas durante una eventual crisis bilateral". Se trata de la primera vez que las autoridades estadounidenses acusan directa y formalmente a Pekín de lanzar ciberataques.

"En 2012, numerosos sistemas informáticos de todo el mundo, incluidos los del Gobierno de Estados Unidos, han sido objeto de continuas intrusiones, algunas de las cuales parecen ser directamente atribuibles al Gobierno y a las Fuerzas Armadas de China", ha dicho el Pentágono en su informe anual al Congreso.

El objetivo principal de estos ataques informáticos sería robar tecnología industrial, pero también "dibujar un cuadro sobre las redes estadounidenses de Defensa y de las capacidades militares que podría ser explotado durante una eventual crisis bilateral".

El pasado mes de mazo, el Pentágono reconoció que los ataques y el espionaje informático se han convertido en la principal preocupación de las distintas agencias de inteligencia y de seguridad de Estados Unidos, sustituyendo por primera vez al terrorismo internacional en la lista de amenazas del país.

Más información
Ciberespías chinos logran sortear a EE UU y robar secretos militares vitales
China niega estar detrás de la gran operación de ciberespionaje
Estados Unidos y China, ante la primera ciberguerra fría
Los ciberataques sustituyen al terrorismo como primera amenaza para EE UU
REPORTAJE: Ciberespionaje, piratas y mafias en la Red

Durante el discurso del estado de la Unión, el pasado febrero, el presidente Barack Obama anunció  que había firmado una orden ejecutiva para garantizar la seguridad nacional ante posibles ataques cibernéticos. Estados Unidos ha sufrido diferentes asaltos a través de Internet a compañías privadas e infraestructuras públicas, declaradas en 2009 como “un bien estratégico” cuya protección es una “prioridad nacional”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El Gobierno norteamericano viene anunciado desde hace meses una estrategia más agresiva para proteger sus secretos y los de las empresas de este país del peligro de su interferencia en la red de Internet. Entre otras medidas, Washington amenaza con sanciones económicas contra los Gobiernos involucrados en esas prácticas. Hasta ahora, los responsables norteamericanos no querían señalar directamente a China —algo que sí habían hecho expertos en ciberseguridad— ante el riesgo de desatar una crisis diplomática. Pekín ha negado reiteradamente ser responsable de los ataques.

En su informe anual remitido al Congreso, el Pentágono ha advertido también de que China está invirtiendo en tecnología informática para blindar los sistemas de vigilancia militar estadounidenses con el fin de expulsarlos gradualmente de su territorio hasta tenerlos a 2.000 millas de su costa.

De acuerdo con este informe, el presupuesto de Defensa de China se encuentra en una horquilla entre los 135.000 y los 215.000 millones de dólares, en su mayoría destinado a partidas opacas. Sin embargo, sigue siendo un tercio del estadounidense.

El Pentágono se ha referido a otro tipo de inversión. "China sigue aprovechando las expediciones empresariales, los intercambios académicos y los conocimientos de los chinos repatriados para aumentar el nivel de su tecnología y experiencia con el fin de apoyar la investigación militar", ha indicado.

El Pentágono también ha destacado la importancia que el ciberespionaje está adquiriendo en la doctrina militar china, en la que destacan obras como 'Ciencia de la estrategia' y 'Ciencia de las campañas', que lo identifican con la forma más efectiva de derrotar a un enemigo fuerte.

Por otro lado, el informe refleja el supuesto debate interno que hay actualmente en China entre un sector que aboga por centrarse en los desafíos nacionales y otro que considera que es el momento de desafiar el liderazgo estadounidense en el Pacífico.

"Los defensores de que China tenga un papel más activo y más agresivo en el mundo han sugerido que el país estaría mejor si adoptara una postura más firme frente a Estados Unidos y otras potencias regionales", ha apuntado.

Aunque en el pasado ya han surgido informes de empresas privadas que apuntaban a los militares chinos como autores de la numerosos ataques informáticos contra otros gobiernos, es la primera vez que el Gobierno estadounidense lo hace directamente.

Se desconoce por qué el Gobierno de Barack Obama ha elegido hacerlo a través del informe anual del Pentágono al Congreso. Fuentes de la Casa Blanca consultadas por The New York Times a este respecto han subrayado que se trata de un informe "profundamente coordinado".

Fuentes gubernamentales han informado también de que el ciberespionaje se está convirtiendo en uno de los ejes de las relaciones bilaterales y que ha sido el tema central de los últimos viajes del secretario del Tesoro, Jacob Lew, y del jefe del Estado Mayor, el general Martin Dempsey, a China.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS