Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera mujer en la lista de los terroristas más buscados del FBI

Joanne Chesimard está acusada de matar a un policía hace 40 años y los agentes federales ofrecen dos millones de dólares por su captura

Joanne Chesimard, primera mujer en la lista de los terroristas más buscados del FBI.
Joanne Chesimard, primera mujer en la lista de los terroristas más buscados del FBI. AFP

En 1973, Joanne Chesimard mató a un policía estatal en Nueva Jersey. Ayer, en el cuadragésimo aniversario de este asesinato, la fugitiva, de 65 años en la actualidad, se convirtió en la primera mujer en formar parte de la lista de los terroristas más buscados del FBI (la conforman diez individuos), según informaron los agentes durante una rueda de prensa. El FBI junto a las autoridades de Nueva Jersey ofrecieron dos millones de dólares por información para capturar a Chesimard, de la que se sabe que vive en Cuba bajo asilo político y que se hace llamar Assata Shakur.

"Chesimard es una terrorista doméstica que está acusada de asesinar a un agente de la ley a modo de ejecución (a menos de un metro de distancia)", puntualizó el agente Aaron Ford a cargo de la división de Newark (Nueva Jersey) en un comunicado. "Hoy, es el aniversario de la muerte del policía estatal Werner Foerster y queremos informar al público de que no descansaremos hasta que la fugitiva sea capturada ", enfatizó Ford. Foerster tenía un hijo de tres años cuando murió

"Cualquier información que tengan sobre esta mujer, acudan a la embajada o al consulado de EE UU más cercano. Chesimard vive libre y sigue promoviendo su ideología terrorista como miembro del Ejercito de Liberación Negro", afirmaron desde la agencia. Este grupo activista fue una organización clandestina de ideología marxista que luchaba por la autodefensa de la raza negra y que operó en los EE UU desde 1971 a 1981. La organización estaba formada mayoritariamente por exmiembros del Partido Pantera Negra y perpetró varios atentados.

El 2 de mayo de 1973, Chesimard junto a otras personas fueron detenidas por una infracción de tráfico en Turnpike (Nueva Jersey). En esa época, la fugitiva que pertenecía a la agrupación activista revolucionaria Ejercito de Liberación Negro contaba con antecedentes penales por distintos delitos, incluido un robo a un banco, según los agentes. Al verse atrapados, los tres comenzaron a abrir fuego contra los policías. Uno de los agentes resultó herido en el altercado y su compañero, Foerster, muerto. Además, uno de los dos cómplices de Chesimard fue abatido en el lugar de los hechos. "El otro, Clark Squire, fue capturado y encarcelado". Aunque la fugitiva en un principio huyó, al poco tiempo, fue arrestada, según relata el comunicado del FBI.

En 1977, Chesimard fue juzgada y condenada a cadena perpetua por asesinato en primer grado y por robo a mano armada, entre otros crímenes. Tras dos años en prisión, la fugitiva consiguió escapar. Tras permanecer escondida durante algún tiempo en EE UU, en 1984 se fue a Cuba, según datos oficiales. "Su plan de huida de la cárcel fue organizado al milímetro. Varios terroristas domésticos entraron en la prisión, neutralizaron a los agentes y consiguieron liberarla", sostuvieron los agentes.

El caso de Chesimard ha entorpecido las relaciones entre Washington y La Habana en las últimas décadas, ya que mientras responsables estadounidenses lo usan como argumento del apoyo cubano al terrorismo, Fidel Castro señaló en 2005 que se trataba de una "perseguida política de verdad", informa EFE. "Este caso es tan importante ahora como hace 40 años y traerla ante la justicia es nuestra prioridad", concluyeron los federales.