Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La violencia se apodera del Parlamento de Venezuela

La oposición recurre este jueves el resultado de los comicios ante el Tribunal Supremo

REUTERS-LIVE

María Corina Machado, diputada opositora independiente a la Asamblea Nacional de Venezuela, usa un collarín. Su rostro, en particular su nariz, luce hinchado. El médico esperará a que ceda el hematoma para decidir si se opera o no de la desviación del tabique nasal que sufrió después de la cruenta trifulca ocurrida en la última sesión del Parlamento. Ella y el diputado del partido Primero Justicia, Julio Borges, con una herida en el pómulo izquierdo que parece causada por un campeón mundial de artes marciales, llevaron la peor parte de la refriega, que dejó otros nueve diputados aporreados. El opositor Américo de Grazia debió ser hospitalizado tras rodar por unas escaleras y ser golpeado por cinco chavistas. Los diputados antichavistas Nora Bracho, Homero Ruiz e Ismael García sufrieron contusiones menores.

En la sui géneris democracia venezolana el Parlamento ha dejado de ser un espacio de debate y la aprobación de leyes para convertirse en un cuadrilátero. Durante el actual periodo de sesiones, que comenzó en enero y culminará en agosto próximo, no se ha aprobado una sola ley, pero ha habido, con los 11 del martes, 12 heridos por golpes de puño y de objetos contundentes. Hace 15 días al diputado de Acción Democrática William Dávila le tomaron 16 puntos de sutura luego de que un rival oficialista le golpeara con un micrófono.

Las pasiones se han desbordado luego de que el presidente del Legislativo, Diosdado Cabello, decidiera tomar represalias contra la oposición que no reconoce como presidente a Nicolás Maduro. Ayer mismo, el dirigente opositor Henrique Capriles anunció que recurrirá este jueves el resultado de los comicios ante el Tribunal Supremo de Justicia, “para agotar toda la institucionalidad”, informa Efe.

Mientras los parlamentarios combatían, el canal oficial emitía el audio de la aprobación de nuevos créditos 

El número dos del chavismo prohibió el derecho de palabra a sus adversarios mientras estos cuestionen de viva voz la legitimidad del delfín del fallecido Hugo Chávez. Para ello ordenó retirar los micrófonos de los escaños. Al notar que Cabello se mantenía firme en su decisión de negarles la palabra, Machado y sus compañeros decidieron mostrar una pancarta que decía: “Golpe al Parlamento”. Sonaron pitos y cornetas. Entonces se desató la locura. El canal oficial del Parlamento enfocó al techo para no transmitir la batalla campal, que duró varios minutos y se desarrolló en dos etapas: en la primera los diputados chavistas le arrebatan la pancarta a golpes a sus colegas. La segunda fue quizá la más ruda. Todo esto se ha podido reconstruir gracias a vídeos aficionados tomados por los propios opositores.

Machado había subido a reclamarle al presidente de la Asamblea cuando fue cogida por los pelos, arrojada al piso y pateada en el rostro por la misma parlamentaria que minutos antes la había noqueado. “Cabello se reía mientras nos agredían”, afirmó Machado a este diario. “Esto es la mejor evidencia de un régimen débil e ilegítimo en su origen y desempeño, que no respeta los derechos humanos. ¿Cómo se llama cuando se le niega la palabra a toda a la oposición? En la práctica esto es la disolución del Parlamento”.

La Asamblea Nacional ha dejado de ser un espacio de debate y la aprobación de leyes para convertirse en un cuadrilátero

Aunque la oposición no tiene esperanzas de que las averiguaciones prosperen, este miércoles se presentaron ante la Fiscalía 59 del Área Metropolitana de Caracas para dejar constancias de sus heridas y denunciar a sus agresores. Pero también señalarán a Cabello como el principal instigador de sus agresiones. “Él es responsable de la seguridad de los diputados de acuerdo al reglamento y no hizo nada para restablecer el orden", dice Machado. Mientras los parlamentarios combatían, el canal oficial emitía el audio del secretario del Parlamento cuando daba lectura a la aprobación de nuevos créditos adicionales.

En la noche del martes [madrugada del miércoles en España] el chavismo comenzó a construir su versión contrastando las tomas censuradas de la televisión y los vídeos aficionados. La persona que supuestamente agredió a Machado, la parlamentaria oficialista Nancy Ascencio, afirmó que a “Machado le ha quedado muy bien el maquillaje” y que Borges fue herido cuando un compañero de bancada arrojó una silla. El chavismo explicó la pelea ocurrida porque tomó como una provocación la exhibición de la pancarta, y lo inscribe dentro de un supuesto plan de golpe de Estado.El mismo recurso al que apelaba el comandante presidente cuando se elevaba la crispación política. El Partido Socialista Unido de Venezuela reportó además como lesionados a sus diputados Odalis Monzón, Nancy Ascencio, Maigualida Barrera y Claudio Farías. Sin embargo, los vídeos aficionados tomados por los diputados opositores registraron que estos mismos parlamentarios estuvieron en la vanguardia del ataque contra la disidencia.

Más comedido, el presidente Nicolás Maduro pidió que no se volvieran a repetir esos hechos. Sus declaraciones ocurrieron en medio de la inauguración de un teatro, donde también respondió de forma áspera a la mediación ofrecida por el ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, a quien conminó a que "saque sus narices de aquí" y lo calificó como impertinente. Es el segundo roce entre Caracas y Madrid desde la proclamación de Maduro como sucesor de Chávez.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >