Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Activistas sirios denuncian 250 muertes en una ofensiva junto a Damasco

El régimen, según opositores, ha bombardeado durante cinco días Yodeida al Fadl

Grupos de activistas sirios han denunciado la muerte de alrededor de 250 peronsas en la localidad de Yodeida al Fadl, situada en la periferia de Damasco, durante los seis días de ofensiva de las fuerzas del régimen sirio, según informaron hoy los grupos opositores. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los Comités de Coordinación Local (CCL) y la red Sham han señalado que esta aldea ha sido escenario de fuertes bombardeos, de enfrentamientos y de ejecuciones sumarias. El régimen se ha hecho con el control de toda la ciudad. La ausencia de fuentes independientes no ha permitido contrastar la información.

El activista de los CCL Murad al Shami ha explicado a Efe por teléfono que el Ejército irrumpió primero en algunos barrios y después comenzó a bombardear las zonas que escapaban de su dominio. En la actualidad las tropas controlan la población en la que han efectuado saqueos e incendios de viviendas, así como una campaña masiva de detenciones.

El OSDH ha podido documentar -identificar con nombres y apellidos- la muerte de 80 personas: 3 niños, 6 mujeres y 71 hombres, de los que 19 serían rebeldes. Este grupo de activistas, con sede en Londres, ha informado de que cuenta con denuncias de ejecuciones sumarias. Los vídeos distribuidos por el Observatorio muestran cuerpos cubiertos con manta e introducidos en bolsas de plástico con el rostro destrozado.

El ataque fue perpetrado ante el temor de las autoridades de que hubiera rebeldes en esta aldea, según Al Shami, que negó que hubiera miembros de la insurgencia en la misma. La cifra de víctimas también es todavía confusa y ha ido aumentando según pasaban las horas y los activistas sobre el terreno recopilaban los detalles de lo ocurrido en estos días.

Las localidades de la periferia de Damasco son de las más afectadas por la violencia, con decenas de muertos a diario, según los activistas. En agosto pasado, al menos 320 personas murieron en la población de Daraya, cerca de Damasco, durante cinco días de asedio de las fuerzas del régimen.