Liberados los siete miembros de la familia francesa secuestrada en Camerún

El presidente François Hollande expresa su “inmenso alivio” París no revela los detalles de la operación

Los recién liberados Tanguy Moulin-Fournier, su esposa, Albane, y su hermano Cyril este viernes en Yaundé.
Los recién liberados Tanguy Moulin-Fournier, su esposa, Albane, y su hermano Cyril este viernes en Yaundé. Reinnier KAZE (AFP)

Los siete rehenes franceses que fueron secuestrados hace dos meses en el norte de Camerún por un grupo islamista nigeriano llamado Boko Haram han llegado la madrugada del sábado a París, donde los ha recibido el presidente François Hollande.

Los miembros de la familia Moulin-Fournier, que aterrizaron "visiblemente afectados por el secuestro", según Efe, viajaron de Yuandé al aeropuerto de Orly a bordo de un avión de la fuerza aérea francesa. "Hoy es la vida la que ha ganado. No diré más sobre las condiciones de la liberación. Hoy os damos la bienvenida a vuestro país, aunque sé que tienen la intención de volver", dijo Hollande.

Los secuestrados en una captura de un vídeo difundido por sus captores.
Los secuestrados en una captura de un vídeo difundido por sus captores.

El presidente camerunés, Paul Biya, anunció este viernes la liberación del colaborador de GDF Suez y su familia, entre ellos cuatro niños, una noticia confirmada poco después por el Elíseo, que expresó el “inmenso alivio” de Hollande.

Yaundé agradeció su ayuda a los gobiernos de Nigeria y a Francia. Ninguno de los países ha dado los detalles sobre la resolución del secuestro, lo que parece sugerir que se ha pagado algún tipo de compensación, aunque París aseguró hace alunas semanas que no volvería a abonar dinero a cambio de la libertad de sus ciudadanos.

Laurent Fabius, el ministro de Exteriores, ha explicado que su gabinete ha trabajado en la liberación mucho tiempo, y que había hablado por teléfono con la familia, que estaba “muy feliz”. Según Fabius, la solución demuestra que es mejor trabajar “con discreción”. El ministro precisó que los rehenes fueron liberados en una zona entre Nigeria y Camerún, cerca por tanto de donde fueron secuestrados.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La familia Moulin-Fournier fue raptada cuando visitaba un parque nacional del norte de Camerún el 19 de febrero. El padre, Tanguy, la madre y sus cuatro hijos (de edades entre los 5 y los 12 años) residen en Yaundé, y con ellos estaba también el hermano del padre, Cyryl, que vive en España y les había visitado durante sus vacaciones.

Los secuestradores difundieron dos vídeos, el 25 de febrero y el 18 de marzo, exigiendo a cambio de la libertad de los franceses la de algunos miembros de su grupo, prisioneros en cárceles de Nigeria y Camerún.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS