La exlíder de los maestros de México falta a la primera jornada del juicio contra ella

Gordillo fue detenida en febrero acusada de lavado de dinero y delincuencia organizada

Elba Esther Gordillo escucha los cargos en su contra.
Elba Esther Gordillo escucha los cargos en su contra.Mario Guzmán (EFE)

La exlíder vitalicia del sindicato de maestros de México, Elba Esther Gordillo, afronta desde este miércoles uno de los juicios más esperados. Sobre la Maestra pesan acusaciones de lavado de dinero y delincuencia organizada, por las que fue detenida en febrero y permanece en prisión. No obstante, el juicio ha arrancado sin ella. El abogado ha justificado su ausencia con su delicado estado de salud, un tema del que no hay mayores detalles pero que ha sido recurrente desde que Gordillo entró a la cárcel.

Un día antes, la defensa presentó una solicitud de amparo contra el auto de prisión formal en contra de la sindicalista. Argumenta que las acusaciones no tienen sustento y denuncia "múltiples violaciones" a sus derechos.

La fiscalía acusa a Gordillo de coordinar una red que consiguió robar unos 2.000 millones de pesos (más de 160 millones de dólares) del sindicato. Según la acusación, Gordillo empleó dinero de las arcas del SNTE para pagarse desde bienes inmobiliarios (tiene casas de lujo en EE UU y México) a operaciones de cirugía estética.

Más información
'La “guerrera” que no entendió que su tiempo había pasado', por SALVADOR CAMARENA
La Maestra era un tigre de papel
Peña Nieto da un golpe maestro, por LUIS PRADOS

A esta primera sesión estaban citados funcionarios de la Secretaría de Hacienda y de la Procuraduría (Fiscalía) General de la República (PGR). Otra novedad del caso es la colaboración en la investigación de Érick Salvador Rodríguez García, excuñado de Gordillo, que estaba arraigado mientras se investigaba su supuesta colaboración con la trama, según la prensa de México.

Elba Esther Gordillo (Chiapas, 1945), exdirigente del SNTE y fundadora del minoritario partido Panal, es uno de los personajes más polémicos de la escena política mexicana debido a su estilo de liderazgo del SNTE, el sindicato más grande de América Latina, y a su lujoso tren de vida. Su detención se produjo a bordo de su avión privado, y fue interpretada como un gesto contundente del presidente Enrique Peña Nieto dirigido a los llamados poderes fácticos, incluidos los líderes de sindicatos que mediante chantaje desde exigían mejoras laborales con poco a cambio en el compromiso de la mejora de los educandos. La educación en México sale habitualmente muy mal parada en los informes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El juicio a la poderosa líder del SNTE coincide con las protestas de los docentes de varios Estados de México –paradójicamente viejos enemigos de La Maestra--, desde hace semanas en pie de guerra contra la reforma educativa de Enrique Peña Nieto. En Guerrero, uno de los Estados que viven las protestas más duras, el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) accedió a volver a llevar una propuesta alternativa de reforma educativa al Congreso. La iniciativa ya la había presentado ante la Cámara el gobernador, Ángel Aguirre -exmilitante del PRI pero elegido por el PRD- y proponía la creación de un instituto propio de evaluación para evitar someterse al organismo independiente que quiere Peña Nieto. Los maestros disidentes provocaron daños a la sede de este partido político durante sus protestas, cortaron en repetidas ocasiones la Autopista del Sol –que conecta la capital con el destino turístico de Acapulco- y tomaron comercios y centros comerciales.

En Oaxaca también continúan las movilizaciones, después de que el Congreso de este Estado rechazase otra propuesta fruto de conversaciones entre el Ejecutivo y los educadores de la Sección 22 del SNTE, según el gobernador Gabino Cué. La norma proponía un sistema de "evaluaciones tropicalizadas". Los maestros de Michoacán a su vez han bloqueado vías de acceso de Morelia para protestar por la reforma ya aprobada del Gobierno federal que, entre otras medidas, condiciona la estabilidad y los ascensos de los profesores a méritos profesionales y a los resultados de un sistema de evaluación independiente.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Raquel Seco

Periodista en EL PAÍS desde 2011, trabaja en la sección sobre derechos humanos y desarrollo sostenible Planeta Futuro. Antes editó en el suplemento IDEAS, coordinó el equipo de redes sociales del diario y la redacción 'online' de Brasil y trabajó en la redacción de México.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS