Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pianista turco, condenado a 10 meses de cárcel por criticar al islam en Twitter

El artista retuiteó poemas satíricos sobre la religión del poeta persa medieval Omar Jayyam

Fazil Say, antes de un concierto en Alemania en 2010.
Fazil Say, antes de un concierto en Alemania en 2010. AFP

El conocido pianista turco Fazil Say ha sido sentenciado hoy a 10 meses de prisión por "insultar los valores religiosos de una parte de la sociedad", aunque, en principio, no tendrá que cumplir la pena. El canal de noticias CNN Turk informó de que el cumplimiento de la multa quedará en suspenso si Say no comete ningún delito dentro de los próximos años.

El proceso contra el pianista comenzó el 18 de octubre del pasado año con una petición de cárcel de 18 meses por parte de la Fiscalía al considerar que el músico había insultado a la religión a través de mensajes en la red social Twitter. "Los estúpidos y los ladrones siempre creen en Dios. ¿Es una paradoja?", comentó en una ocasión Say. En otra entrada en su perfil, el pianista citó un verso del poeta persa medieval Omar Jayyam: "Decís que correrán ríos de vino, ¿Es el paraíso una taberna? Decís que todo fiel tendrá dos huríes (vírgenes), ¿Es el paraíso un burdel?"

Decís que correrán ríos de vino, ¿Es el paraíso una taberna? Decís que todo fiel tendrá dos huríes (vírgenes), ¿Es el paraíso un burdel?

Omar Jayyam

Say había declarado anteriormente que él era solo una de las 165 personas que reenviaron dichos mensajes en Twitter y que no era su autor. "Me parecían divertidos y los retuiteé". Es difícil creer que esto se haya convertido en un caso judicial. Es algo contrario a los derechos humanos universales y a la ley, y es triste para la imagen de Turquía", ha declarado en el pasado sobre este proceso. Al tratarse de una sentencia que no será aplicada, el artista no tiene derecho a recurrir la sentencia en un tribunal superior. Say, de 42 años, tiene numerosos premios en su haber y en 2008 fue nombrado "embajador del diálogo intercultural" por la Unión Europea.