Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de rebeldes sirios se fusiona con la rama en Irak de Al Qaeda

El Frente Al Nusra opera en Siria desde 2012 y recurre frecuentemente a ataques suicidas

El líder de Al Qaeda pide a los países de la primavera árabe que instauren un califato

Opositores afiliados al Frente Al Nusra ondean la bandera de su milicia en Idlib.
Opositores afiliados al Frente Al Nusra ondean la bandera de su milicia en Idlib. AP

Confirmando las sospechas de los servicios de inteligencia occidentales, que han llevado a potencias como Estados Unidos a negarse hasta ahora a armar a los rebeldes de Siria, la rama iraquí del grupo terrorista Al Qaeda anunció el martes que se ha fusionado con el Frente Al Nusra, una milicia radical yihadista que opera entre los grupos opositores levantados contra el régimen de Bachar El Asad desde hace ya más de dos años, y en cuyos ataques han fallecido numerosos civiles.

El anuncio ahonda las crecientes divisiones entre la oposición política y militar moderada, que ha tratado de granjearse el apoyo de las potencias occidentales, y los grupos radicales yihadistas, que han recurrido en los pasados meses a ataques de corte suicida, muchos de ellos en Damasco, la capital y refugio de la cúpula del régimen. Israel, que comparte frontera con Siria, lleva meses advirtiendo de la presencia de milicias terroristas ligadas a Al Qaeda en aquellas zonas del país que las tropas leales al régimen ya no pueden controlar.

Les dimos el apoyo financiero que necesitaban cada mes, y les cedimos hombres que ya conocían los campos de batalla de la yihad"

El líder de Al Qaeda en Irak, sobre el Frente Al Nusra

Fue el líder de Al Qaeda en Irak, Abu Bakr Al Bagdadi, quien anunció la fusión de los dos grupos en un mensaje de voz grabado, difundido en foros islamistas de Internet. “Es hora de anunciar a la gente de Levante [en referencia a Siria] y al mundo entero que el Frente Al Nusra es ya meramente una extensión y parte del Estado Islámico de Irak”, dijo, empleando el término oficial de la rama iraquí de Al Qaeda.

Añadió que la mitad de los fondos de los que dispone su grupo se destinan a avanzar la causa yihadista en el conflicto sirio. “Les entregamos planes, y les trazamos una política de trabajo, y les dimos el apoyo financiero que necesitaban cada mes, y les cedimos hombres que ya conocían los campos de batalla de la yihad”, dijo Al Bagdadi, según una transcripción del grupo norteamericano de inteligencia SITE.

Al Bagdadi advirtió a la ciudadanía de Siria “en contra de sustituir la injusticia de una dictadura por la injusticia de la democracia que la gente de Irak, Túnez, Egipto y Libia han intentado antes que vosotros”. El presidente sirio, El Asad, ha acusado en numerosas ocasiones a los rebeldes de estar infiltrados por grupos terroristas cuyo fin último es establecer un califato en Siria y que buscan desestabilizar todo Oriente Próximo. Su Gobierno se refiere a los opositores comúnmente como “terroristas”.

Haced lo que podáis para que vuestra guerra santa dé a luz un Estado islámico yihadista"

Aiman Al Zawahiri, líder de Al Qaeda, a los países de la primavera árabe

En otro mensaje, difundido el domingo, el líder de Al Qaeda, Aiman Al Zawahiri, pidió a todos los países de la llamada primavera árabe que se unan formando un califato. “Haced lo que podáis para que vuestra guerra santa dé a luz un Estado islámico yihadista”, dijo en una grabación publicada por As Sahab, la rama de propaganda de Al Qaeda. “Quieren robaros vuestros sacrificios y vuestra yihad para dársela a aquellos que les apoyan en Washington, Moscú o Tel Aviv”, añadió, en referencia a los sectores moderados de la oposición siria.

El Frente Al Nusra comenzó a operar en Siria a principios del año pasado, perpetrando ataques suicidas con explosivos en ciudades como Alepo o Damasco. Desde entonces, la inteligencia norteamericana comenzó a sopesar la posibilidad, ahora confirmada, de que sus integrantes procedieran de Al Qaeda y otros grupos afines en Irak, muchos de ellos sirios sunitas curtidos en ataques de corte insurgente contra el Gobierno de Nuri Al Maliki y contra las tropas norteamericanas estacionadas en el país entre 2003 y 2011.

En diciembre, el departamento de Estado norteamericano designó formalmente al Frente Al Nusra como una organización terrorista, especificando ya entonces que lo consideraba “un alias” de Al Qaeda en Irak. “Desde noviembre de 2011, Al Nusra ha reclamado la autoría de al menos 600 ataques, que van desde más de 40 atentados suicidas a ataques con armas pequeñas y operaciones con artefactos explosivos improvisados”, dijo entonces la portavoz de la diplomacia estadounidense, Victoria Nuland.