Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El surrealista premio a un gobernador cuestionado

Indignación entre reporteros mexicanos por un controvertido galardón otorgado al mandatario de Veracruz

En el Estado han muerto nueve periodistas durante su mandato

El premio reconoce su supuesta labor para defender al gremio periodístico

Javier Duarte recogiendo el premio.
Javier Duarte recogiendo el premio.

Vergonzoso, una broma, indignante, una burla. Son algunas de las reacciones que ha suscitado entre los periodistas mexicanos un premio: el concedido a Javier Duarte, gobernador del Estado de Veracruz, por su defensa de los periodistas. La entrega del galardón ha abierto heridas y ha resucitado algunos nombres como el de Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en Veracruz y una de los nueve periodistas que han sido asesinados durante el mandato de Duarte.

El premio, que se concedió el pasado martes, ha indignado a los periodistas mexicanos no solo porque consideren que Duarte no es merecedor de una distinción por su defensa de la libertad de prensa, sino porque, además, ha sido otorgado por compañeros de profesión. El galardón proviene de la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos (AME), un órgano que asegura reunir a un centenar de medios mexicanos. Sin embargo, algunos de sus miembros han comenzado a desmarcarse de la decisión y aseguran que no sabían que Duarte iba a ser galardonado.

El diario veracruzano Notiver y El Diario de Juárez han solicitado que su nombre se desligue del polémico premio. Se trata de dos de los medios más azotados por la violencia en los últimos años. Notiver, del mismo Estado que Duarte, ha visto cómo cinco de sus compañeros periodistas y fotógrafos han sido asesinados en los últimos tres años: Miguel Ángel López Velasco, Misael López Solana, Yolanda Ordaz, Guillermo Luna Varela y Gabriel Huge.

“La burla de Duarte a los periodistas viene de lejos pero esto ha rebasado todos los límites”, dice la periodista de Proceso Marcela Turati. Ella es una de las fundadoras de la Red de Periodistas de a Pie y también fue compañera de Regina Martínez. La indignación de Turati casi se puede ver aunque hable por teléfono. Dice que lo que más coraje le dio fue saber que habían sido compañeros de profesión los que habían concedido el premio.

Esa indignación ha tomado forma en un país donde no siempre es tan fácil decir lo que uno piensa. De hecho, Reporteros Sin Fronteras ha denunciado que Veracruz es una de las zonas más peligrosas del mundo para ejercer el periodismo. “Si hay algo bueno de este escándalo es que está sirviendo para hacer visible el tema de la corrupción en los medios”, opina Marcela Turati. Se refiere así a la creación de un grupo en Facebook y a la discusión que se ha despertado en los últimos días en Twitter sobre lo que se ha bautizado como el ‘chayopremio’ (en México a soborno a los periodistas se le llama “chayote”) y donde ciudadanos y periodistas han mostrado su rechazo al galardón y también a la labor de Duarte respecto a los medios de comunicación.

“Además de las víctimas mortales, durante su mandato han desaparecido otros dos profesionales y otros han tenido que marcharse. Nos parece algo surrealista y un capítulo más de la política de simulación de ese Gobierno, además de una ofensa a las víctimas y sus familiares”, ha declarado Ricardo González, portavoz de la asociación Article 19.

En una reciente visita a México que realizó en febrero una delegación del International Press Institute (IPI) y World Association of Newspapers and News Publishers (WAN-IFRA), sus representantes transmitieron a las autoridades mexicanas su preocupación por la seguridad de los periodistas. En un encuentro con la Secretaría de Gobernación hicieron especialmente hincapié en casos como el de Veracruz, al considerar que las autoridades estatales han adoptado una actitud “particularmente hostil” contra los periodistas críticos.