Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asociación del Rifle quiere armar los colegios de EE UU

La organización proarmas presenta un informe de 225 páginas para "hacer de las escuelas un lugar seguro"

Mark Mattiolo, padre de un niño asesinado en el colegio Sandy Hook (Connecticut), junto al portavoz de la NRA, Asa Hutchinson, este martes.
Mark Mattiolo, padre de un niño asesinado en el colegio Sandy Hook (Connecticut), junto al portavoz de la NRA, Asa Hutchinson, este martes. AFP

La Asociación Nacional del Rifle de Estados Unidos (NRA, por sus siglas en inglés) ha presentado este martes un informe de 225 páginas para combatir la violencia en los colegios. Conocido como Escudo Escolar Nacional, el estudio propone un programa modelo para "formar y permitir que el personal de las propias escuelas lleven armas”, ha asegurado en rueda de prensa, Asa Hutchinson, excongresista por Arkansas y portavoz de la organización. "Esto implica que se cambien las leyes existentes que prohíben la presencia de armas en los centros educativos y en sus inmediaciones", ha proseguido.

En el informe se incluyen ocho recomendaciones para "hacer de los colegios un lugar seguro" y es un análisis exhaustivo del plan propuesto por la NRA el pasado mes de diciembre. “Unas medidas que harán que la ocurrencia de atentados como el acontecido en Sandy Hook, no vuelvan a ocurrir”, ha explicado el portavoz. El pasado mes de diciembre, 20 niños y seis adultos murieron en este colegio de Newtown (Connecticut) a manos de Adam Lanza de 20 años. “Tardó cinco minutos en quitarles la vida”, ha reiterado el excongresista. El día después de esta masacre, el vicepresidente ejecutivo de la asociación, Wayne LaPierre, dijo ante reporteros y simpatizantes que “lo único que detiene a un chico malo con un arma es un chico bueno con un arma”.

Las propuestas han sido respaldadas por Mark Mattiolli, cuyo hijo fue asesinado en este tiroteo y que ha estado presente en la rueda de prensa. “Estoy aquí para añadir credibilidad a este estudio, porque si hubiera habido alguien preparado en el colegio de mi hijo preparado es probable que él no hubiera muerto, ni los demás alumnos, ni los profesores que dieron la vida por tantos otros estudiantes”, ha dicho un emocionado Mattiolli.

“El informe esboza un programa de formación del personal de la escuela que, junto con los cambios de diversas leyes estatales, permitiría a estos ser designados para llevar armas de fuego después de haber recibido una formación”. Los voluntarios deberán pasar "chequeos médicos y psicológicos para obtener las licencias", según las palabras de Hutchinson, y el curso duraría de 40 a 60 horas. “No son personas externas, sino miembros del colegio”, ha reiterado el portavoz.

Otras propuestas del estudio apuntan a mejores planes de seguridad; a una mayor coordinación entre las escuelas y los Gobiernos Estatales y Federal para financiar los cambios,  y a la implantación de un programa especial de salud mental para lidiar con los problemas derivados del acoso escolar. El informe ha sido elaborado durante los últimos tres meses.

De acuerdo al Centro Nacional para las Estadísticas Escolares hay unas 98.817 escuelas en Estados Unidos y 33.366 escuelas privadas. Aunque algunas escuelas ya tienen guardias armados, poner guardias armados en todas las escuelas del país sería un negocio redondo de unos $6.700 millones de dólares. “Hemos observado también las instalaciones y nos hemos percatado de que algunas escuelas ya tienen recursos y otros están esperando esperando a estas indicaciones para ponerlas en marcha”, ha explicado el vocal.

El anuncio de este martes ocurre poco tiempo antes de que el Senado discuta una medida para expandir las verificaciones de antecedentes y controlar el tráfico de armas. El líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, propuso la legislación y dijo que también incluye seguridad escolar. Según Hutchinson, este informe es el camino que debe seguir el Congreso, y por consiguiente la política del presidente de EE UU, Barack Obama, para acabar con la violencia en los colegios. “Realmente espero que cuando busquen alternativas en este terreno, éste sea el punto de encuentro”, ha concluido el vocal de la NRA.