Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morales afirma que Bolivia “nunca” dejará de pedir una salida al mar

El Gobierno boliviano conmemora la invasión de tropas chilenas de 1879, que causó la pérdida de 120.000 kilómetros cuadrados

El presidente Evo Morales charla con el vicepresidente Álvaro García Linera durante la ceremonia de este 14 de febrero en La Paz.
El presidente Evo Morales charla con el vicepresidente Álvaro García Linera durante la ceremonia de este 14 de febrero en La Paz. REUTERS

Bolivia recuerda hoy la invasión chilena, ocurrida el 14 de febrero de 1879, que le dejó sin mar. En las ceremonias conmemorativas, el presidente Evo Morales ha acusado a su homólogo chileno Sebastián Piñera de utilizar políticamente la detención de tres soldados bolivianos para “vengarse por la constante demanda marítima” y ha advertido de que el Gobierno “también actuará políticamente para liberar a los encarcelados”.

El Día del Repudio recuerda la invasión de las tropas chilenas, que hace 134 años tomaron el puerto boliviano de Antofagasta en el comienzo de la guerra del Pacífico. Como resultado, Bolivia perdió 120.000 kilómetros cuadrados y quedó encerrado geográficamente entre la cordillera de los Andes y los llanos amazónicos.

Morales se ha referido en su discurso a la detención en Chile de tres jóvenes soldados que cumplen el servicio militar, cuando inadvertidamente penetraron a territorio chileno al perseguir a presuntos contrabandistas de vehículos robados en ese país para venderlos en Bolivia. Están detenidos desde el pasado 25 de enero en Iquique (norte de Chile) a la espera de un proceso judicial bajo cargos de ingresar armamento, después de que las peticiones de libertad que presentó la defensa de los bolivianos fueran denegadas por tribunales ordinarios.

Morales ha dicho que el acto permite refrescar la memoria histórica y reflexionar sobre un hecho pleno de soberbia y prepotencia que ha dejado a Bolivia sin una salida al mar sobre el océano Pacífico, “por los intereses de grupos oligárquicos apoyados por transnacionales que querían saquear los recursos naturales”.

“Una invasión no se olvida; las heridas [que ocasiona] son para siempre, más si no se entiende el pedido clamoroso del derecho de retorno al mar”, asegura Morales y enfatiza que no es “una reivindicación ni una aspiración sino un derecho del pueblo boliviano”.

En el Día del Repudio, Morales ha asegurado que los bolivianos nunca van a retroceder en su defensa de volver al mar por derecho, por retornar a las costas del Pacífico mediante una salida soberana.

La detención de tres bolivianos en Chile aumenta la tensión

Las autoridades gubernamentales han expresado su preocupación ante la posibilidad de que los tres soldados del Ejército sean juzgados como civiles cuando estaban cumpliendo una misión militar de control del contrabando en la frontera con Chile. El gobernante boliviano considera que la detención de los conscriptos obedece a una decisión “con fines políticos. También vamos a actuar políticamente para defender a nuestros soldados”, ha afirmado Morales y ha preguntado si el Gobierno del país vecino tiene miedo de tres soldados o, es que muestra su soberbia. Y ha concluido señalando que ante los reclamos de una salida soberana al mar en todos los foros internacionales posibles “ahora quieren vengarse con nuestros soldados”.

Más información