Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU considera a Corea del Norte "una seria amenaza" para el país

Washington sostiene que el régimen de Pyongyang ha hecho coincidir la prueba nuclear con el discurso sobre el estado de la Unión de Barack Obama

El secretario de Defensa, Leon Panetta, durante su discurso de despedida en el Pentágono.
El secretario de Defensa, Leon Panetta, durante su discurso de despedida en el Pentágono. AFP

Estados Unidos considera “una seria amenaza” para el país la prueba nuclear que Corea del Norte ha llevado a cabo este martes. El todavía secretario de Defensa, León Panetta, ha realizado esta advertencia en su discurso de despedida del Pentágono y se ha sumado a la enérgica condena que horas antes ya habían manifestado el presidente Barack Obama y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que se ha reunido de emergencia para tratar el nuevo desafío del régimen de Pyongyang.

Lo que ha estado haciendo Corea del Norte en estas últimas semanas, primero el lanzamiento de un cohete y ahora una prueba nuclear, representa una seria amenaza para EE UU"

León Panetta

“Lo que ha estado haciendo Corea del Norte en estas últimas semanas, primero el lanzamiento de un cohete y ahora una prueba nuclear, representa una seria amenaza para Estados Unidos y debemos estar preparados para lidiar con ello en el futuro”, ha señalado Panetta, que se ha referido al Gobierno de Pyongyang como un “régimen impredecible”.

Corea del Norte, que ha indicado que este ensayo nuclear era una respuesta a la “hostilidad estadounidense” y que está preparado para realizar otros, había advertido a Washington de sus intenciones pero nunca indicó el día concreto en que se produciría la prueba nuclear, ha confirmado la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland . El subsecretario de Defensa, Ash Carter, ha explicado ante el Senado que todo parece indicar que el régimen de Pyongyang ha hecho coincidir el ensayo con el discurso sobre el estado de la Unión que este martes por la noche por la noche pronuncia Obama.

El presidente de Estados Unidos, que nada más confirmarse la realización de la prueba nuclear, ha emitido un comunicado asegurando que se trataba de “una provocación” y advirtiendo sobre la adopción de “medidas necesarias para defender a sus aliados”, ha llamado por teléfono a su homólogo de Corea del Sur, Lee Myung-bak, para coordinar una respuesta al ensayo nuclear norcoreano.

Obama ha llamado por teléfono a su homólogo de Corea del Sur, Lee Myung-bak, para coordinar una respuesta al ensayo nuclear norcoreano

“Ambos han acordado trabajar unidos, junto al Consejo de Seguridad de la ONU, para adoptar una serie de medidas dirigidas a impedir el programa de misiles nucleares de Corea del Norte y reducir el riesgo de que prolifere”, señala en comunicado de la Casa Blanca. La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Susan Rice, también ha instado a los miembros del Consejo de Seguridad a que adopten “una respuesta rápida, contundente y creíble”.

En diciembre del año pasado, y a propuesta de Estados Unidos, el Consejo de Seguridad de la ONU incrementó las sanciones a Corea del Norte en respuesta al lanzamiento de un cohete de largo alcance. La prueba nuclear de este martes es la tercera de este tipo que realiza el régimen de Pyongyang tras los llevados a cabo en 2006 y 2009 y también es la más potente.

Un portavoz del ministerio de Defensa de Corea del Sur ha indicado que la magnitud de esta explosión podría haber alcanzado del orden de los seis a siete kilotones, la de octubre de 2006 fue de un kilotón y la de mayo de 2009 llegó a los dos kilotones –la bomba atómica de Hiroshima era de 15 kilotones-. EE UU está tratando de averiguar si, en esta ocasión, Corea del Norte ha empleado uranio por primera vez. En las pruebas anteriores se utilizó plutonio.

Más información