Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grecia sienta a una neonazi en el Consejo de Europa

El primer ministro Samarás se había comprometido a vetar la presencia de la esposa del líder de Aurora Dorada, que llamó a los inmigrantes "subhumanos que han invadido Grecia"

Marcha antirracista en Atenas, el sábado 19 de enero.
Marcha antirracista en Atenas, el sábado 19 de enero. AFP

La presencia de Eleni Zarulia, del partido neonazi Aurora Dorada (18 diputados), como representante griega en el Consejo de Europa ha provocado una lluvia de críticas sobre la ambigua postura del Gobierno de Atenas. Grupos antirracistas europeos han criticado al Ejecutivo por no vetar la participación de Zarulia, que en su día calificó a los inmigrantes como "subhumanos", en la Asamblea Parlamentaria de ese organismo.

Zarulia, esposa del líder del partido ultra, Nikos Mijaloliakos, se explayó el año pasado sobre las cualidades “infrahumanas” de los inmigrantes, de los que dijo que “han invadido la patria [griega]”, “contaminándola de enfermedades”. Sobre su presencia en el órgano europeo, y la del húngaro Tamas Gaudi Nagy, del partido antisemita Jobbik, pesaban hasta ayer mismo las firmes objeciones de algunos parlamentarios, que plantearon la posibilidad de expulsar a los delegados de partidos “racistas y antisemitas”, en alusión a ambos.

La democristiana italiana Fiamma Nirenstein recordó el lunes que los valores de dichas formaciones –así como las opiniones personales de ambos- son incongruentes con los del Consejo, pero el Comité de Procedimientos de este acabó aprobando sus credenciales este martes, subrayando que su aceptación “no debe ser interpretada como una expresión de apoyo o de reconocimiento de las acciones, ideales o posiciones políticas que la Asamblea Parlamentaria ha denunciado en sus 63 años de existencia". Fundado en 1949, el Consejo de Europa —sin relación con la Unión Europea— tiene 47 Estados europeos afiliados y se ocupa de estándares legales, derechos humanos, desarrollo democrático y cooperación cultural.

Pero la incongruencia salpica sobre todo al Ejecutivo griego, cuyo principal partido, el conservador Nueva Democracia (ND), se había comprometido en diciembre ante sus socios de coalición a excluir a Zarulia como delegada griega. En un comunicado difundido este miércoles, la organización antirracista europea EGAM calificó de "indefendible" el doble juego del primer ministro, el conservador Andonis Samarás, por permitir la presencia de la neonazi en la Asamblea, con un mandato de un año.

Tras su compromiso inicial, Samarás cambió de opinión y, en una moción presentada por los otros dos socios del Gobierno, el socialista PASOK y la izquierda moderada Dimar, el partido de Samarás se abstuvo, permitiendo así que Zarulia, junto con los delegados del resto de formaciones griegas con representación parlamentaria, participe en el organismo paneuropeo.

Puede que la abstención de Samarás en la propuesta de excluir a Zarulia votada en el Parlamento griego este lunes tuviera mucho ver con el apoyo de la izquierdista Syriza a Pasok y Dimar. ND y Syriza están enzarzados en una bronca política que se encrespa por segundos, a raíz de los actos de violencia que han salpicado el país en las últimas semanas: bombas caseras contra cinco periodistas y el hermano del portavoz del Gobierno; atentado con Kaláshnikov contra la sede de ND y la explosión de un artefacto explosivo artesanal el pasado domingo en el Mall de Marusi (Atenas), el mayor centro comercial del país. ND acusa a Syriza de no condenar con suficiente firmeza la violencia y el partido izquierdista a Samarás de intentar distraer la atención de la crisis, que entra en su sexto año.

El último y agrio capítulo de esta guerra abierta es un vídeo en el que un diputado de Syriza presumiblemente “llama a las armas” a los griegos. El vídeo fue aireado este miércoles por Nueva Democracia, y en él se ve a Vangelis Diamantópulos, de confeso pasado anarquista —lo ha reconocido en el Parlamento—, sugiriendo que los ciudadanos deberían armarse como respuesta a la crisis. Syriza acusó a ND de sacar las frases de Diamantópulos fuera de contexto y amenazó con acciones legales.

En el fondo de la gresca subyacen los resultados de las encuestas de opinión de voto: Syriza lidera una veintena de sondeos, aunque ND empata en uno de ellos y araña mínimas diferencias con su competidor. En tercer lugar aparece el partido neonazi Aurora Dorada, el mismo de Eleni Zarulia.