Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todo lo que necesitas saber sobre la inauguración presidencial

El juramento presidencial, los protagonistas, el desfile y todos los detalles de la ceremonia

El escenario de la ceremonia de investidura, en el Capitolio.
El escenario de la ceremonia de investidura, en el Capitolio. Bloomberg

Desde hace más de 200 años los estadounidenses pueden ser testigos de la ceremonia de investidura de sus presidentes y vicepresidentes en un evento multitudinario que se celebra en la capital, Washington. El próximo lunes día 21, el Capitolio volverá a servir de marco para el juramento de Barack Obama como presidente en su segundo mandato. La crisis económica que afecta a Estados Unidos marcó la campaña electoral del pasado otoño y ya ha obligado a reducir el número de celebraciones en torno a la investidura de Obama, pero ésta seguirá siendo uno de los eventos más importantes en la historia de la política estadounidense y aquí compartimos algunos de los elementos clave para no perder detalle.

El juramento

La segunda investidura de Obama -la número 57 en la historia de EE UU-, llegará con peculiaridades. La Constitución establece que los presidentes deben jurar cargo el día 20 de enero, por lo que el mandatario demócrata lo hará en una ceremonia privada en la Casa Blanca. Al día siguiente, a las 12 del mediodía, el presidente repetirá el juramento acompañado de su esposa, la primera dama Michelle Obama y sus dos hijas, Malia y Sasha, además de su gabinete y los miembros de las cámaras del Congreso. Obama será el primer presidente en emplear dos biblias, una de ellas perteneciente a Martin Luther King y la otra a Abraham Lincoln, a la hora de pronunciar estas palabras:

Juro (o afirmo) solemnemente que cumpliré fielmente con las funciones ejecutivas del cargo de presidente de Estados Unidos y que conservaré, protegeré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos con lo mejor de mis capacidades”.

La vez anterior que una asunción presidencial coincidió con la conmemoración de King fue en 1997 para el segundo período del presidente Bill Clinton. Clinton evocó la memoria de King en su discurso inaugural: "Hace 34 años, el hombre cuya vida conmemoramos hoy nos habló allí con palabras que sacudieron la conciencia de una nación. Como un profeta de antaño, nos narró su sueño de que un día la nación tratase a todos sus ciudadanos como seres iguales ante la ley y ante el corazón", dijo Clinton en su discurso.

Obama planea incorporar el legado de los derechos civiles a su ceremonia de asunción. Myrlie Evers-Williams, viuda del asesinado activista por los derechos civiles Medgar Evers, tendrá a su cargo la invocación.

Los participantes

El presidente y el comité también han anunciado nombramientos de personajes simbólicos que harán historia el próximo lunes: la juez del Tribunal Supremo Sonia Sotomayor será la primera hispana en tomar el juramento a un vicepresidente, en este caso Joe Biden; el escritor Richard Blanco será el primer hispano en componer y leer el poema presidencial para la ceremonia; el pastor evangélico Luis Cortés será también el primer hispano en liderar la oración que tendrá lugar antes de la comida ofrecida por el presidente y el vicepresidente a los miembros del Congreso en el Capitolio.

Entre el resto de participantes también estará Chelsea Clinton, hija del expresidente Bill Clinton y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que ha nombrado como presidenta honoraria del Día Nacional de Servicio, una llamada a todos los ciudadanos para que formen parte de las diferentes iniciativas de voluntariado que han sido convocadas en todo el país. El presidente Obama ya acudió en 2009 a un comedor para personas sin hogar acompañado de sus hijas y se espera que este sábado cumpla también con esta tradición.

Las fiestas

Hace cuatro años que la ciudad de Washington se vistió de gala en hasta once ocasiones para celebrar la llegada de Obama a la Casa Blanca en los conocidos como Bailes Inaugurales -‘inauguration balls’-. En esta ocasión, la economía ha obligado a reducir el número de fiestas a dos, además de una tercera exclusivamente dedicada a las familias de miembros del Ejército. Los asistentes el próximo lunes a la ceremonia delante del Capitolio podrán escuchar además a varias estrellas como Katie Perry, James Taylor o Beyoncé, quienes cantarán antes de la toma de posesión del presidente.

El desfile

Representantes de las fuerzas armadas y organizaciones civiles invitadas por el comité acompañarán a Obama en un desfile por Pennsylvania Avenue, la arteria que une el Capitolio con la Casa Blanca. La organización ya ha instalado 21.000 asientos a lo largo de todo el recorrido -altamente vigilado por la policía desde hace semanas- y miles de personas más podrán seguirlo de pie desde diferentes puntos. El comité podrá a la venta además un número de entradas de diferentes categorías y precios -algunas son sorteadas por las oficinas de representantes y senadores estatales- y que permiten seguir la ceremonia, acceder a los asientos frente a la Casa Blanca y -por varios miles de dólares- incluso observar el desfile desde el palco donde estará el matrimonio Obama.

¿Cuánto cuesta la ceremonia?

La venta de entradas es una de las formas de financiar los eventos en torno a una investidura presidencial y, según informaciones recientes, Obama no ha logrado recaudar tantos fondos como hace cuatro años. Entonces, adelantó POLITICO, el presidente recibió 21.000 donaciones que sumaron 47 millones de dólares, mientras que este año la lista se reduce a 992 donantes y -según cifras de The New York Times- le faltan 10 millones de dólares para cubrir el presupuesto, estimado en 50 millones de dólares.

Las cifras

El Comité organizador ha revelado que habrá 50.000 voluntarios trabajando en todos los eventos de la toma de posesión y que esta será retransmitida en el National Mall a través de unas pantallas de 6,5 metros de alto. Después de este evento, los ciudadanos podrán ocupar uno de los más de 21.000 asientos para presenciar el desfile presidencial, para el que se presentaron candidatos más de 28.000 grupos, escuelas e instituciones.

Washington

La capital de Estados Unidos se prepara estos días para todo un fin de semana de celebraciones, caos de tráfico, cortes de calles y restricciones en el transporte público. Los ciudadanos pueden consultar todas estas alteraciones, así como el desarrollo de los eventos, a través de una aplicación para teléfonos móviles que ya explica las rutas que deberán escoger el lunes -día de fiesta nacional- para evitar sorpresas.

Ninguna ceremonia de investidura había recibido tantos asistentes como la de Obama en enero de 2009, cuando el National Mall de la capital, la extensión que une el Capitolio con el monumento al presidente Lincoln, se llenó con más de un millón de personas. Obama no fue el único en abrirse un hueco en la historia aquel día, convirtiéndose en el primer presidente afroamericano de Estados Unidos. La senadora Dianne Feinstein fue la primera en presentar la ceremonia, que por primera vez fue retransmitida en vídeo a través de internet y Washington fue testigo del mayor evento público de su historia.