Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OTAN inicia el despliegue de misiles Patriot en Turquía

Las baterías estarán operativas en febrero. La Alianza insiste en que solo se utilizarán para defender el territorio turco.

Una batería de misiles Patriot desplegada en Turquía, en 2003.
Una batería de misiles Patriot desplegada en Turquía, en 2003. AFP

Un primer grupo de soldados estadounidenses ha llegado este viernes a Turquía para trabajar en el despliegue del sistema defensivo de misiles Patriot que Turquía había solicitado a la OTAN para defenderse de hipotéticos proyectiles sirios, según confirmó el Comando Europeo del Ejército de Estados Unidos (EUCOM). Los Patriot son misiles tierra-aire de largo alcance diseñados como defensa para interceptar misiles balísticos, ya que pueden alcanzar objetivos a grandes altitudes.

Los 27 soldados estadounidenses aterrizaron en la ciudad de Gaziantep, en el sur del país, a unos 50 kilómetros de la frontera con Siria, en un avión de pasajeros e iniciaron sus operaciones, según indicó la agencia estatal de noticias Anadolu.

"Estas fuerzas aumentarán la capacidad defensiva aérea de Turquía y contribuirán a poner freno a la escalada de la crisis a lo largo de la frontera de la Alianza", señaló EUCOM en su comunicado, refiriéndose a la tensa situación que se vive en la frontera entre Turquía y Siria. "El despliegue será solo defensivo y no para apoyar una zona de exclusión aérea o ningún tipo de operación ofensiva", indicó EUCOM.

Turquía pidió ayuda a la OTAN después de varios incidentes en que proyectiles y balas procedentes del lado sirio mataron e hirieron a varias personas en territorio turco. Además, el Gobierno de Damasco ha disparado misiles balísticos, conocidos como Scud, a objetivos cercanos a la frontera con Turquía. Siria lleva casi dos años sumida en una guerra civil entre rebeldes, grupos islamistas y el Gobierno que ya ha costado la vida a más de 60.000 personas, según cifras de Naciones Unidas.

El peor suceso en el lado turco ocurrió el pasado 5 de octubre, cuando cinco mujeres murieron en Akcakale por la explosión en su casa de un obús de mortero lanzado desde Siria. Entonces, Turquía desplegó tanques junto a la frontera y respondió con su propia artillería en varias ocasiones, aunque finalmente decidió pedir a la OTAN el establecimiento de un sistema defensivo con misiles Patriot.

La OTAN aceptó la solicitud turca en diciembre y los tres países miembros que contribuyen a este despliegue son Estados Unidos, Alemania y los Países Bajos, con dos baterías de misiles cada uno, además de su propio personal militar para operarlas. Tanto el Ejército alemán como el Ministerio de Defensa holandés han dicho que sus respectivos Patriot saldrán en barco hacia Turquía el próximo día 8. Cada país enviará sus tropas más adelante y se espera que estas baterías estén operativas en febrero.

En total, más de 1.000 soldados de estos tres países llegarán a Turquía para operar estos misiles, que serán desplegados en las provincias de Gaziantep, Kahramanmaras y Adana, todas en el sur del país, aunque Gaziantep es la única que comparte frontera con Siria.