Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Park Geun-hye, primera mujer que gana las presidenciales en Corea del Sur

La política conservadora asegura que su prioridad será estrechar lazos con EEUU

Park Geun Hye, en un acto de campaña en Busan (Corea del Sur), el pasado 18 de diciembre.
Park Geun Hye, en un acto de campaña en Busan (Corea del Sur), el pasado 18 de diciembre. Via Bloomberg

A sus 60 años, Park Geun-hye ha hecho historia al convertirse en la primera mujer que llega a la presidencia de Corea del Sur. Con casi la totalidad de los votos escrutados, la Comisión Electoral Nacional otorgó a Park el 51,6% de los sufragios, frente al 48% de su rival, el progresista Moon Jae-in. Esto supone más de un millón de papeletas de diferencia entre ambos, lo que superó los sondeos a pie de urna, según la agencia Yonhap.

Hija del dictador Park Chung-hee, la ahora presidenta electa pidió perdón durante la campaña electoral por los abusos y las violaciones a los derechos humanos cometidos durante el Gobierno de su padre, que accedió al poder en 1961 por un golpe de Estado y se mantuvo al frente de Corea del Sur hasta que fue asesinado, en 1979. Precisamente, el líder progresista derrotado, que es abogado defensor de derechos humanos, fue encarcelado durante la dictadura, en la que la presidenta electa ejerció como primera dama después de que su madre muriera en un atentado fallido contra su padre.

“Prometí convertirme en la presidenta de la gente común y lo cumpliré”, dijo emocionada Park Geun-hye al reconocer su victoria ante los simpatizantes congregados en la sede de su partido, el Saenuri (Nueva Frontera). “Esta es una victoria conseguida por la esperanza del pueblo en superar la crisis y relanzar la economía”, declaró.

Se espera que la presidenta electa propugne una política orientada al crecimiento. Pese al llamado “milagro económico coreano”, que ha convertido el país en la cuarta economía de Asia, la crisis global ha hecho mella en la economía surcoreana, muy orientada hacia la exportación. En lo que llevamos de año, el Producto Interior Bruto apenas aumentó un 2%, tras más de una década (desde la crisis asiática de 1997) de incrementos superiores al 5%.

Park Geun-hye se comprometió durante la campaña electoral a luchar por un entorno empresarial más justo y a defender las pequeñas y medianas empresas frente a los grandes conglomerados, conocidos como chaebol (Samsung, Hyunday, etcétera), así como a frenar el deterioro de la clase media. También se hizo eco de la preocupación de los jóvenes por la falta de empleos cualificados.

En política exterior, la dirigente conservadora declaró que su prioridad será estrechar las relaciones tanto militares como comerciales con Estados Unidos, país que calificó de “principal socio” de Corea del Sur. Park se comprometió a defender el país de las “amenazas exteriores”, con lo que se refería a la disputa con Japón por las islas Dokdo (en coreano) / Takeshima (en japonés). Asimismo tachó de “provocación” la puesta en órbita, la semana pasada, de un satélite por Corea del Norte, aunque se espera que mejore las relaciones con ese país, casi congeladas durante el actual mandato de Lee Myung-bak.

La candidata conservadora Park Geun-hye se ha convertido en la primera mujer en ganar las elecciones presidenciales en Corea del Sur. En su comparecencia pública, Park ha brindado el triunfo electoral a quienes luchan por la recuperación económica del país. "Esta es una victoria conseguida por la esperanza del pueblo en superar la crisis y relanzar la economía", ha declarado la presidenta electa.

Casi al mismo tiempo, Moon Jae-in, líder del frente progresista unificado, reconocía su derrota. "Todos han dado lo mejor que tenían pero yo no he estado a la altura", ha declarado Moon a los periodistas en el exterior de su domicilio. "Acepto humildemente mi derrota", ha concluido. 

Con más de la mitad del recuento efectuado, Park había obtenido 7,97 millones de votos, casi 730.000 más que los 7,25 millones de votos logrados por Moon. Al perfilarse que los resultados oficiales avanzaban en la misma dirección, tanto la líder del partido Saenuri —al que también pertenece el actual presidente surcoreano, Lee Myung-bak— como su rival Moon han compartido con sus simpatizantes los resultados.

Miembros del partido Saenuri, que mostraban rostros de alegría, daban palmas y coreaban el nombre de su líder en la sede de esta fuerza política en Seúl, según las imágenes de la televisión privada surcoreana JTBC. En contraste, en el cuartel general del Partido Democrático Unificado (PDU) de Moon, principal fuerza de la oposición, las imágenes han mostrado las caras de preocupación y luego de desconsuelo, conforme la situación ha quedado clara.