Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía israelí mata a un joven que llevaba una pistola de juguete en Hebrón

El Ejército dispersa con botes de humo a decenas de palestinos que salieron a la calle a protestar

La policía israelí mató a última hora de la tarde de este miércoles a un joven de 16 años que llevaba una pistola de juguete en Hebrón, según confirmaron las propias fuerzas de seguridad israelíes. La muerte a tiros de Muhammad Ziad Salameh provocó nuevos enfrentamientos entre soldados israelíes y vecinos de la ciudad palestina de Hebrón, informó la agencia palestina de noticias Maan. Decenas de palestinos salieron a la calle a protestar antes de que el Ejército les dispersara con botes de humo y bombas de sonido. Durante las últimas semanas se han registrado choques entre las fuerzas israelíes y la población local palestina, algo poco frecuente desde hacía meses.

Un portavoz de la policía de fronteras israelí indicó que “en torno a las 6.30 de la tarde, un joven palestino se acercó al puesto de la policías de fronteras cerca de la cueva de los Patriarcas en Hebrón. Cuando uno de los soldados le pidió que presentase la identificación, el joven le atacó sacando una pistola y apuntando a la cabeza del soldado”, según recogió la edición digital del diario Yedioth Ahronoth. “Una joven policía de fronteras que estaba en el puesto vio lo que sucedía y abrió fuego”, añadió el portavoz, quien indicó que más tarde comprobaron que la pistola era de juguete.

El casco antiguo de Hebrón está ocupado por medio millar de colonos israelíes y patrullado a todas horas por el Ejército. Las organizaciones de derechos humanos israelíes y palestinas denuncian con frecuencia los ataques de los colonos a la población local, así como la pasividad del Ejército en esta ciudad al sur de Cisjordania.