Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rebeldes de Congo inician la retirada de la ciudad clave de Goma

El M23 cumple así con lo acordado en las conversaciones con el Gobierno congoleño

Rebeldes del M23 aguardan en un camión antes de dejar Goma.
Rebeldes del M23 aguardan en un camión antes de dejar Goma. AFP

Varios centenares de hombres del movimiento rebelde M23 han iniciado la retirada de Goma, capital de Kivu Norte, provincia rica en minerales situada en el este de Congo. Un convoy con unos 15 vehículos y cerca de 300 rebeldes armados han abandonado sus posiciones y dejado atrás el aeropuerto para replegarse más al norte, en la zona que ocupaban antes avanzar hacia Goma y tomar el puesto el pasado 20 de noviembre. El M23 cumple así con lo acordado en las conversaciones mantenidas en Kampala (Uganda) con el Gobierno de Kinshasa.

Poco antes de salir de la capital de Kivu Norte, los rebeldes han dejado el edificio del Banco Central y el puesto fronterizo con la vecina Ruanda, a la que se responsabiliza de apoyar al M23. Hasta allí se han trasladado miembros de las fuerzas de seguridad gubernamentales para retomar el control.

MÁS INFORMACIÓN

"Aceptaremos lo que nos han pedido, no hay problema", ha manifestado esta mañana el líder del M23, Sultani Makenga. El movimiento rebelde acusó ayer a la misión de la ONU en la región (MONUSCO) de dificultar el cumplimiento del plan acordado debido a que ponía obstáculos a recuperar material militar del aeropuerto de Goma. Un responsable del mecanismo de verificación de los acuerdos alcanzados, compuesto por miembros de varios países, explicó que la MONUSCO se había opuesto a que los rebeldes se llevasen consigo armas abandonadas por el Ejército regular.

La guerrilla abandonó también este viernes la localidad de Sake, a unos 30 kilómetros de la capital de Kivu Norte. Junto a los anhelos territoriales y, sobre todo, el atractivo de una tierra rica en minerales -como el deseado coltán, usado para dispositivos electrónicos-, el movimiento rebeldes ponen además en cuestión la legitimidad del Gobierno de Joseph Kabila, al que acusan de fraude en las pasadas elecciones presidenciales.

El M23, al que los civiles de Goma han acusado de pillajes y desapariciones durante su estancia,  es la milicia rebelde más estructurada y bien armada de los Kivus, las provincias más afectadas por la guerra en el este de Congo, donde operan decenas de grupos armados. Nació el pasado mes de abril tras un proceso de integración fallido. Sus miembros y oficiales son antiguos milicianos de la poderosa guerrilla de Laurent Nkunda, el CNDP (Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo), que el 23 de marzo de 2009 aceptó unirse al Ejército nacional tras un acuerdo de paz. Es esta fecha la que da nombre al movimiento, M23.