Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo de Brasil zanja el ‘caso mensalão’ con otra dura condena

Joao Paulo Cunha, presidente de la Cámara Baja durante el primer mandato de Lula y actualmente diputado del PT, es condenado a nueve años de cárcel por corrupción

En total, 25 personas han sido condenadas a un total de más de 250 años de cárcel

El Supremo de Brasil ha terminado este miércoles el proceso de corrupción política conocido como caso mensalão, un amplio entramado de sobornos parlamentarios y financiación ilegal de campañas ocurrido durante el primer mandato del Luiz Inácio Lula da Silva. De los 37 acusados, 25 fueron condenados, con penas que en conjunto suman más de 250 años de cárcel. De los condenados, al menos 13 tendrán que cumplir su pena en régimen cerrado de prisión. Entre ellos, figuran los personajes políticos, empresarios y banqueros más importantes del proceso.

Entre los políticos han sido condenados destacan el exministro del expresidente Lula da Silva, José Dirceu del Partido de los Trabajadores (PT); el expresidente del partido, José Genoino; el extesorero, Delubio Soares; y el expresidente del Congreso, João Paulo Cunha.

El que fuera el gran acusador y revelador de la trama, el ezxdiputado Roberto Jefferson, que era Presidente de su partido, el PTB, vio reducida la pena a siete años como beneficio por haber contribuido con la justicia, lo que le permitirá cumplir la pena en régimen semiabierto, lo que supone tener que pasar las noches en un penal y poder trabajr de día en algún lugar definido por la justicia.

Han sido condenados también diputados y exdiputados. Acerca de los cuatro diputados que aún están en el ejercicio de sus funciones, el Supremo decidirá la semana próxima si pierden automáticamente el mandato, lo que parece más seguro, o si ello dependerá de la decisión del Parlamento.

Se ha tratado del proceso más largo, complejo y polémico de la historia del Supremo. Han sido necesarias 49 sesiones de trabajo.

La mayor polémica la ha levantado el PT, que ha visto condenados a cuatro líderes históricos, entre ellos Dirceu, que fue una especie de primer ministro de Lula, acusado de haber sido el organizador de la trama de corrupción.

El PT ha llegado a convocar un acto de apoyo a los condenados de su partido al juzgar que fueron condenados sin prueba, solo por indicios y por presión de la opinión pública que siguió el proceso por la televisión en directo convirtiéndolo en uno de los programas con mayor audiencia.

Dirceu ya ha anunciado que acatará la sentencia del Supremo, pero que dedicará sus años de cárcel a seguir defendiendo su inocencia.