Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un equipo de forenses suizos inicia los trámites para la exhumación de Arafat

El complicado proceso que debe culminar en la autopsia del fallecido líder palestino ha comenzado en Ramala

Dos guardias de honor en el mausoleo de Arafat en Ramala en 2009.
Dos guardias de honor en el mausoleo de Arafat en Ramala en 2009. AFP

El complicado proceso que debe culminar en la autopsia de los restos de Yaser Arafat ya está en marcha. Expertos suizos se han presentado hoy lunes en el mausoleo del líder palestino en la ciudad cisjordana de Ramala, según confirmó Rafiq Tirawi, jefe de la comisión que investiga la visita muerte de Arafat a este diario. Se trata de un viaje preliminar de reconocimiento. “Han venido sólo a ver el lugar”, añade Tirawi, quien niega que haya una fecha establecida para que dé comienzo la exhumación. Los palestinos calculan que tal vez dentro de dos semanas podrían empezar los trabajos, pero que en cualquier caso quedan infinidad de asuntos técnicos y políticos por resolver.

El mítico dirigente palestino murió hace ocho años en un hospital militar francés en circunstancias pendientes aún por determinar. Los informes médicos de la época, que en un principio se mantuvieron en secreto, no ofrecieron una causa concluyente del fallecimiento, lo que dio pie a que las teorías sobre un posible envenenamiento israelí cobraran fuerza entre la población palestina. Israel ha negado en todo momento cualquier implicación en el asunto.

El pasado mes de julio, la cadena qatarí Al Yazira emitió un reportaje en el que hizo públicos los resultados del examen que el laboratorio del instituto de Radiofísica de Lausana hizo de algunas prendas íntimas de Arafat. Los expertos suizos encontraron dosis anormales de polonio radioactivo en las prendas, lo que animó a las autoridades palestinas a autorizar la exhumación del cadáver para tratar de dar con la causa del polémico fallecimiento.

El lunes, los expertos suizos se reunieron con el ministro de Salud palestino y con el de Justicia, según informaron las autoridades palestinas. Junto a los técnicos suizos, participará también en las pesquisas un grupo de investigadores franceses. Suha Arafat, la viuda del líder palestino que inicialmente se negó a que se practicara una autopsia, presentó este verano una querella por asesinato ante los tribunales franceses a la luz de las nuevas revelaciones toxicológicas. Arafat viajó a París en noviembre de 2004, aconsejado por sus médicos y ante el evidente deterioro de su salud. Dejó atrás la Muqata, el palacio presidencial en el que había permanecido sitiado por los tanques israelíes durante dos años y medio.

El posible esclarecimiento de las causas de la muerte a los 75 años del hombre que aún representa a la causa palestina como ningún otro, ha despertado una enorme expectación. La comisión de investigación que dirige Tirawi y que dicta las reglas de las pesquisas ha anunciado que tratará de mantener a los medios alejados durante la exhumación ante lo delicado de la misión.