Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Lo importante ahora es echar el resto”

Los demócratas intentan convencer al 4% de indecisos en el Estado de Virginia

Los sondeos indican que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ganará las elecciones en Virginia con el 49% de los votos frente al 47% que obtendría Mitt Romney en este Estado. Por eso la lucha para convencer al 4% de indecisos es “primordial” para el Partido Demócrata.

En Falls Church, localidad situada a unos 20 minutos de la capital del país, Charo Padilla, de 40 años, dedica tiempo a esa tarea, mediante llamadas de teléfono: “Contactamos con la gente del vecindario para animarles y contarles lo importante que es que voten por el actual presidente. Porque Obama es diferente de Romney y debemos luchar por mantener derechos sociales para nuestros mayores, nuestros jóvenes, para todos. Tengo miedo de que gane el otro y todo eso se acabe”.

Desde Centreville, Burke o Falls Church hasta Richmond, a lo largo y ancho de las localidades del Estado, miles de voluntarios trabajan sin parar para conseguir no solo la victoria de Obama en Virginia, sino el triunfo nacional, “cuatro años más para seguir haciendo bien las cosas”, prosigue Padilla. Meg Falk, que ronda los 70, asegura que “si algo tienen los voluntarios de Obama, es entusiasmo”. “Los republicanos tienen el dinero, pero nosotros estamos luchando por un gran presidente que ha hecho grandes cosas, para que siga en la Casa Blanca”.

Esta mujer, que lleva más de tres semanas colaborando con la campaña demócrata en Falls Church, agrega: “Ganaremos, porque la gente está comprometida, entusiasmada y realmente les preocupa que Obama no vuelva a ganar. La muerte de Bin Laden, la salud, la ayuda a los veteranos, todo eso. Ahora hay que echar el resto”.

En las oficinas de voluntarios hay personas de todas las edades. Isabel Marcovici, de 15 años, es seguidora de Obama y echa una mano para que el mecanismo de su campaña funcione a la perfección. “Me encanta estar aquí, y ver los entresijos de la campaña y aprender de política. Y sobre todo, dado que Virginia es un Estado clave, aunque no tan importante como Ohio, me gusta ver lo fundamental que resulta nuestra labor aquí”, continúa esta joven, minutos después de que el exgobernador de Virginia Tim Kaine, también en campaña por un asiento en el Senado, interviniera en el local que el equipo demócrata tiene en Falls Church.

 

Más información