Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El huracán más extenso de la historia

Los expertos sostienen que el tamaño del ciclón aumenta su capacidad de devastación

Vista de la isla de Manhattan con Sandy cubriéndola.
Vista de la isla de Manhattan con Sandy cubriéndola. EFE

Es normal que a finales del mes de octubre se forme un huracán en el Atlántico. También lo es que alcance el norte de los Estados Unidos e interactúe con un viento frío del Ártico. Lo que sorprende a los expertos de Sandy, el huracán que ha provocado decenas de muertos en el Caribe y EE UU y numerosos daños materiales, es su desproporcionada extensión. Aunque todavía no se han puesto cifras precisas a su tamaño, es en él donde radica su capacidad de destrucción. “No es extraño que un huracán alcance los 1.000 kilómetros de nubosidad, pero aquí estamos hablando de 1.600”, explica Jacob Petrus, meteorólogo del canal autonómico Telemadrid.

El Centro Nacional de Huracanes de EE UU, ubicado en Miami, será el encargado en los próximos días de determinar su tamaño exacto, pero todo parece indicar que se trata del huracán más extenso que se ha registrado en la historia.

“Si no hubiera habido ningún aviso podríamos hablar de miles de víctimas”, opina José Miguel Viñas, físico del aire y experto en meteorología. “Se predijo cuáles iban a ser las zonas más vulnerables y se ha comprobado que los lugares donde vivían los evacuados han sido en los que más daños se han registrado”, subraya.

“Es importante destacar -- explica Viñas--  que en el momento de impactar contra tierra ya no era huracán, sino tormenta tropical”. “Lo extraño, en el caso de Sandy, es lo grande que ha llegado a ser al tocar la costa, su diámetro”, subraya Viñas. Los huracanes se clasifican por categorías (de 1 a 5) medidas por parámetros como la intensidad en kilómetros por hora en el ojo.

Manuel de Castro, catedrático de física de la Tierra de la Universidad de Castilla la Mancha explica en qué consiste el fenómeno: “Los ciclones tropicales en el Atlántico Norte generalmente se forman en latitudes tropicales y se refuerzan cuando pasan sobre aguas oceánicas cálidas (entre 26 y 28ºC). Se forman por el enorme calor que se libera cuando la gran cantidad de agua evaporada del océano cálido se condensa en agua de nube (liquida), que es justamente el “combustible” que refuerza y mantiene la actividad del ciclón”. Según la velocidad, el ciclón recibe el nombre de depresión, tormenta o huracán.

La época de huracanes se extiende hasta finales del mes de noviembre. Es, por tanto, previsible que pueda darse un fenómeno como este. La característica esencial de los huracanes es que su núcleo es cálido, a diferencia del de las borrascas, que es frío. “Son dañinos por las lluvias, que con este tamaño abarcan muchísimas áreas; los vientos, y la oscilación del nivel del mar, que puede provocar inundaciones como las que hemos visto, 4 metros en Battery Park”, explica Jacob Petrus.

Las inundaciones se explican, según De Castro, por tres razones: la bajísima presión en el centro del ciclón, que provocó un efecto de succión hacia arriba del agua,; el oleaje levantado por los intensos vientos; y el arrastre del agua hacia la costa que provocaron esos vientos”. A ello se unieron unas precipitaciones muy intensas.

Si no hubiera habido ningún aviso podríamos hablar de miles de víctimas”

José Miguel Viñas, físico del aire

Sandy se originó en el Golfo de México y afecto la pasada semana a Haití, Cuba y Bahamas, donde dejó 65 muertos. Después se fue desplazando hacia el norte de forma casi paralela a la costa este de EEUU, por donde transcurre generalmente la llamada Corriente del Golfo con agua bastante cálida. El ciclón viró hacia el noroeste a la altura de Virginia-Maryland por el efecto de la circulación del aire en niveles altos en esa zona. Así, su centro se dirigió casi directamente hacia NJ y NYC.

El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró este martes a raíz de lo sucedido que no se puede seguir negando la realidad del cambio climático y que la ciudad "no puede seguir soportando este ritmo" [de tormentas], informa EFE . Los expertos consultados, sin embargo, no creen que pueda establecerse una relación que tampoco descartan tajantemente. “No tiene que ver en principio pero se está intentando averiguar si tiene relación con que el agua es más cálida. Esto, efectivamente, podría influir pero es una relación arriesgada, no hay constancia de ello”, considera Viñas. Petrus opina que es un “error conceptual”. “No se puede pretender ver si el clima afecta mediante un fenómeno tan puntual. Lo que se investiga es el cómo acostumbra a comportarse el clima en un periodos de 30 años”.

Lo que sí ha afectado en este caso es el cruce de la tormenta con una borrasca. “Sandy ha interaccionado con un aire frío, de origen Ártico, como una tormenta perfecta. Podríamos habernos encontrado con inundaciones sin ese viento frío, pero no tantas”, cree Viñas.

Para Jacob Petrus ni la fuerza ni el tamaño explican por sí solos los huracanes, hay que ver la geografía y las características de la zona. En el caso del Katrina, sin ir más lejos, la "mala suerte" también jugó en contra de los ciudadanos de Nueva Orleans (1.300 personas murieron a consecuencia de aquel huracán) al dirigirse los vientos contra los vulnerables diques de la ciudad y provocando así una gran inundación. En el caso de Nueva York su situación junto a la costa, su nivel sobre el mar… han sido factores determinantes. Eso justificaría que los expertos norteamericanos levantaran una alarma que, en principio, pareció “exagerada”, reconoce Petrus. “Los expertos son los que tienen que decidir teniendo en cuenta todo. Casi nadie se imaginaba lo que hemos visto, pero se ha demostrado que la prevención ha sido muy útil”.

Los meteorólogos explican que Sandy tenderá a remitir en los próximos días. “Lo peor ya ha pasado” --asegura Petrus-- En dos, tres días se convertirá en una borrasca cada vez más débil”. “Queda un día, día y medio tal vez para ver lo que va a pasar pero ahora lo peor serán las nevadas –dice Viñas pensando en la penetración de Sandy en Canadá--. Mucha gente se verá afectada por ellas y por fuertes ventiscas pero al menos ya hablamos de zonas más despobladas”.