El jefe de la Armada argentina dimite por el caso de la fragata retenida en Ghana

El ministerio de Defensa acusa a la marina de haber dirigido el buque hacia el país africano, donde fue inmovilizado a petición de un fondo de inversión que reclama deudas impagadas

Imagen de la fragata Libertad.
Imagen de la fragata Libertad.Quique Curbelo (EFE)

El almirante Carlos Alberto Pérez, hasta este lunes jefe de la Armada argentina, ha presentado su dimisión y ha sido relevado por el vicealmirante Daniel Alberto Martín, hasta ahora su segundo, según han confirmado fuentes oficiales. El motivo del relevo es la crisis generada en torno a la fragata Libertad, buque escuela del país austral, que se encuentra retenida desde el pasado día 2 en el puerto de Tema (Ghana) debido a una denuncia del fondo de inversión especulativa MNL Capital, que reclama a Argentina el pago de bonos soberanos que entraron en mora en la crisis económica de 2001.

La dimisión se produjo horas después de que el ministerio de Defensa anunciara el pase a disponibilidad de dos altos mandos de la Armada, su secretario general Luis María González Day, y el director general de Organización y Doctrina, Alfredo Mario Blanco, como responsables del recorrido de la fragata. González Day había afirmado este domingo en la radio que el paso del buque por el país africano fue “una decisión ministerial” y que el trazado de la travesía respondió a un “proceso cooperativo” entre varias dependencias del Gobierno. Pero el ministerio de Defensa asegura que tiene en su poder una nota en la que Blanco modifico el destino “por razones operativas” y sin consulta previa.

Mientras, el Gobierno de Cristina Fernández ha enviado a Ghana una “misión política” integrada por el viceministro de Defensa, Alfredo Forti, y el vicecanciller, Eduardo Zuai, para resolver el conflicto suscitado tras la denuncia de NML. La Justicia de Ghana, por su parte, señaló el jueves que Argentina no había sido capaz de presentar argumentos que justificaran la retirada de la orden judicial que retiene a la nave en Tema con 200 tripulantes de varias nacionalidades a bordo. Los tribunales del país africano creen además que el Gobierno de Buenos Aires anuló la inmunidad diplomática que invoca al firmar el acuerdo con sus acreedores.

El pasado jueves el Gobierno argentino dijo en un comunicado que "confía en que la respuesta" de Ghana "permita poner fin rápidamente a la controversia", pero advirtió que, de no ser así, utilizará "todos los recursos disponibles, tanto en el ámbito bilateral como internacional, para el reconocimiento de sus derechos soberanos". El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, pidió ya colaboración a los países de origen de los marineros enrolados en la fragata para contribuir a una salida al conflicto y envió una carta este fin de semana a sus homólogos de Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Venezuela, Brasil, Perú y Sudáfrica.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS