Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno venezolano alienta la teoría de la conspiración

El ministro de Defensa denuncia un “plan violento” de la oposición si pierde las elecciones

Una mujer entra a la casa en la que Hugo Chávez pasó su infancia en Sabanela, en el estado de Barinas.
Una mujer entra a la casa en la que Hugo Chávez pasó su infancia en Sabanela, en el estado de Barinas. AFP

Cuentan que en los primeros años de la posguerra española, el franquismo organizó una manifestación espontánea ante la Embajada británica en Madrid. Al ver a aquella turba, el embajador llamó al ministro de Gobernación para darle cuenta de los hechos. El ministro le respondió que no se preocupase, que enseguida le enviaba a la policía, a lo que el diplomático respondió con humor inglés: “Sobre todo deje de mandarme manifestantes”.

Idéntica doblez parece afectar al Gobierno venezolano, que a medida que se acerca el día de las elecciones y crece la percepción de que puede producirse una victoria de la oposición, no deja de agitar el fantasma de una conspiración por parte naturalmente de los opositores para sublevarse en caso de derrota.

El ministro de Defensa, general Henry Rangel, aseguró el martes que se había detectado un plan violento de grupos “minúsculos” contra las elecciones del domingo y la “legalidad constitucional”. En declaraciones al canal estatal de televisión VTV, Rangel advirtió que ya han sido identificadas “algunas” personas y de que se tiene conocimiento de “cuáles son las tareas que han desarrollado”, y que, por tanto, se actuará en consecuencia contra quienes pretendan “subvertir el orden”. En concreto, “serán reducidos por las fuerzas del orden y seguridad y quizá por el mismo pueblo”.

La violencia, añadió, solo interesa a quienes “no quieren a la patria y que sobre todo están cargados de odio hacia el presidente Hugo Chávez y al pueblo, odio a lo que hemos hecho en los últimos años, al desarrollo que ha tenido el país”.

Un día antes que Rangel, el embajador venezolano ante Naciones Unidas, Jorge Valero, había asegurado el lunes ante la Asamblea General un intento violento por parte de los opositores más radicales que apoyan al líder opositor, Henrique Capriles, que supuestamente no respetarían el resultado de los comicios. “Denunciamos que sectores antidemocráticos y golpistas, en alianza con poderosos intereses foráneos, intentarán utilizar la violencia para desconocer la voluntad popular”, afirmó.

Rangel también acusó a Capriles de tener un plan para desarticular a las Fuerzas Armadas y criticó al líder de la oposición por haber anunciado que su ministro de Defensa será un general en activo en caso de que gane el domingo. Frente a los temores del ministro, la oposición ha reiterado su confianza en numerosas ocasiones en que los militares respetarán el resultado electoral. Casi 140.000 miembros de las fuerzas de seguridad custodiarán los comicios.