Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un atentado contra fuerzas de la OTAN en Afganistán deja al menos 14 muertos

Un motorista activa la carga explosiva que llevaba adherida en un ataque en el este del país

Al menos 14 de personas, tres de ellas soldados de la OTAN, han muerto en un atentado en la volátil provincia de Khost, en el este de Afganistán. Según fuentes de la Alianza Atlántica y testigos en la zona, junto a los tres militares de la misión aliada internacional en Afganistán (ISAF, en sus siglas en inglés), han fallecido también en el ataque, perpetrado por un suicida en motocicleta, seis civiles, cuatro policías y un intérprete afgano. Otro medio centenar de personas han resultado heridas en el atentado.

Uno de los testigos citado por Reuters ha detallado que el autor del ataque, dirigido a una patrulla a pie de soldados de la ISAF, iba uniformado. Se desconoce la nacionalidad de los militares fallecidos en el atentado. La mayoría del contingente destinado en Khost es de nacionalidad estadounidense.

Los ataques contra los militares de la OTAN y las fuerzas de seguridad afganas corren en paralelo con la retirada gradual de las tropas internacionales destacadas en Afganistán, en un proceso que debe concluir en 2014, cuando las fuerzas afganas asuman la seguridad en todo el país asiático.

Este sábado, el contingente de EE UU desplegado en Afganistán tuvo que sumar dos nuevas bajas, un soldado y un contratista. En esta ocasión, el incidente, según recogió el diario The New York Times, se produjo después de que militares afganos lanzaran un mortero a las tropas estadounidenses en la provincia de Wardak, en el este del país. La respuesta de los militares norteamericanos causó la muerte de tres efectivos afganos. 

Con las muertes del sábado son ya 2.000 las bajas militares sufridas por el Ejército de EE UU en la guerra de Afganistán desde el inicio de la incursión en octubre de 2001.