Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Hay Festival en Segovia arranca con un debate sobre la globalización

Raja Mohan, Javier Moreno y Antonio Garrigues coinciden en destacar la falta de liderazgo mundial ante la crisis

De izquierda a derecha, Raja Mohan, Javier Moreno y Antonio Garrigues, en el Hay Festival. Ampliar foto
De izquierda a derecha, Raja Mohan, Javier Moreno y Antonio Garrigues, en el Hay Festival.

La crisis no se debe a la globalización, pero existe una ausencia de liderazgo global, sobre todo europeo, para salir de la crisis económica. Faltan instituciones globales y principios de derecho globales. Estas son algunas de las ideas expresadas ayer en la mesa redonda que reunió en el Hay Festival, en Segovia, a Raja Mohan, experto indio en relaciones internacionales; Antonio Garrigues Walker, jurista y expolítico, y Javier Moreno, director del diario EL PAÍS.

“Hace 15 años se decía que las víctimas de la globalización eran las personas, los trabajadores no cualificados, que perdían sus empleos, pero ahora vemos que las víctimas son los países y los continentes”, afirmó Moreno. “No tiene porqué haber vencedores y perdedores en la globalización, porque al final beneficiará a todos. Llevo 20 años defendiendo esto, pero cada vez es más complicado seguir defendiéndolo desde el momento en que Asia está ganando y Europa perdiendo”, precisó el director de EL PAÍS.

Raja, por su parte, se quejó de un exceso de pesimismo ambiental; después, recogió el guante: “Asia no puede progresar sin Europa y EE UU. Sin ellos acabará perdiendo fuerza. Nadie va a progresar solo. El reto es conseguir un equilibrio, crecer juntos”.

“No vamos a poder frenar la globalización”, advirtió Garrigues. “Hay que asumirla. Que va a haber ganadores y perdedores es evidente. En una época de crisis es más visible”.

Los tres ponentes criticaron la situación que vive la UE. Moreno aseguró que un hundimiento del euro no solo afectaría a cada socio europeo, sino también a EE UU y Asia. Moreno se refirió a la “catástrofe que ha caído sobre Europa” y criticó “la falta de liderazgo para organizar una respuesta común”.

Garrigues habló de la triste Europa: “No vamos a ningún sito. Europa está en decadencia; es un continente viejo, sin nacimientos, frente al empuje de Asia. Nadie podrá salir por sí mismo de la crisis. La humanidad ha salido de todas las crisis, también saldrá de esta”.

También se habló de la nueva crisis de las viñetas de Mahoma y de la ira del mundo musulmán por la publicación en YouTube de un vídeo sobre la vida del profeta del islam. Moreno dijo que hablar de blasfemia “es un lenguaje medieval”, pero advirtió que es “un asunto complejo con muchas aristas en el que es importante la defensa de la libertad de expresión”.

En el cierre de una apretada hora ante una abarrotada Aula Magna de la IE University, los ponentes reflexionaron sobre el poder y la incapacidad de solventar problemas de la gente. Garrigues dijo que el vacío de la política no ha sido ocupado por la sociedad civil. Moreno citó a Moisés Naím, y a su libro de próxima aparición El final del poder, una era en la que ese poder tradicional es difícil de conseguir, ejercer y mantener.

Fe de errores

En una anterior versión, esta noticia presentaba equivocadamente a Antonio Garrigues Walker como exembajador y exministro.

Más información