Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Intelectuales y miembros de Hollywood apoyan la petición de asilo de Assange

Noam Chomsky, Oliver Stone o Michael Moore están entre los 4.000 firmantes de una carta en la que solicitan a Ecuador que garantice la protección del fundador de Wikileaks

El director Oliver Stone durante la presentación de su última película.
El director Oliver Stone durante la presentación de su última película. REUTERS

Intelectuales como Noam Chomsky o Naomi Wolf, relevantes personalidades de Hollywood como los directores Oliver Stone y Michael Moore o el actor Danny Glover, el humorista Bill Maher —que donó un millón de dólares a Barack Obama para su reelección— o Daniel Ellsberg, que fliltró los 'papeles del Pentágono', son algunos de los más de 4.000 firmantes de una carta que la organización Just Foreing Policy hizo llegar este lunes a la Embajada de Ecuador en Londres. En la misiva urgen al presidente del país, Rafael Correa, a que ejecute la petición de asilo de Julian Assange para evitar el riesgo a ser extraditado a EE UU.

Los responsables de la carta, que se puede consultar en la página web de Just Foreing Policy, sostienen que el fundador de Wikileaks tiene fundadas razones para temer que, de ser extraditado a Suecia, acabe en EE UU. “Las acciones de los Gobiernos británico y sueco sugieren que su intención es trasladar al señor Assange a Suecia porque, debido a los tratados vigentes y a otras políticas, probablemente sería mucho más fácil extraditarlo a EE UU para ser juzgado”, se indica en el texto. Los firmantes sostienen que la Administración Obama “ha dejado clara su hostilidad hacia Wikileaks” y aseguran que en EE UU podría enfrentarse a la petición de la pena de muerte si la justicia lo condena por violar la Ley de Espionaje.

“El señor Assange no es un ciudadano americano y ninguna de sus acciones han tenido lugar en territorio estadounidense”, continúa la carta en la que se defiende que la decisión de Correa de otorgar asilo político al fundador de Wikileaks ha sido adoptada “conforme al derecho internacional” y donde se censura la intención del Gobierno británico de “amenazar con violar los principios sacrosantos que rigen las relaciones diplomáticas al tratar de invadir la Embajada ecuatoriana para arrestar a Assange”.

Los firmantes sostienen que la Administración Obama “ha dejado clara su hostilidad hacia Wikileaks” y aseguran que aquí podría enfrentarse a la petición de la pena de muerte si la justicia estadounidense lo condena por violar la Ley de Espionaje

El contenido del escrito, que ha sido entregado en la sede de la Embajada de Ecuador en Londres por el director de política de Just Foreing Policy, Robert Naiman, se ha hecho público el mismo día en que el Departamento de Estado ha reiterado que EE UU no ha presionado para que se extradite al fundador de Wikileaks a Suecia, tras censurar las declaraciones que Assange pronunció el domingo desde el balcón del edificio de la misión diplomática ecuatoriana en Gran Bretaña, donde se ha refugiado, en las que acusaba a Obama de sostener una “caza de brujas” contra su portal de Internet. La portavoz de Hillary Clinton, Victoria Nuland, criticó en rueda de prensa “los argumentos desesperados” de Assange que, aseguró, solo obedecen a una estrategia para desviar la atención sobre el juicio por agresión sexual que le aguarda en Suecia.

Las firmas más relevantes de la carta arrastran una marcada trayectoria como activistas y críticos del sistema político y social estadounidense. Moore, principal adalid en contra de las políticas de George W. Bush durante sus ocho años al frente de la Casa Blanca, apoyó a Barack Obama en su candidatura a la presidencia en 2008 y es un firme defensor del movimiento Occupy Wall Street. Oliver Stone en las últimas décadas ha apuntalado su vena polémica con sus documentales a favor de Fidel Castro o de Hugo Chávez. Aunque en 2008 apoyó la candidatura de Obama, recientemente declaró que desearía ver en la presidencia de EE UU a Ron Paul, candidato republicano en las recientes primarias de su partido y admirado por el Tea Party. Danny Glover es uno de los actores de Hollywood más comprometidos políticamente. El protagonista de Arma Letal, cuyo activismo le ha llevado a la cárcel en varias ocasiones, fue un firme opositor a la guerra de Irak y llegó a acusar a Bush de racista. En 2008 también respaldó al actual presidente de EE UU en su carrera hacia la Casa Blanca.

Más información