Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Seguridad de la ONU da por concluida la misión de observadores

El mandato acabará oficialmente a medianoche del domingo y los últimos miembros dejarán el país el 24 de agosto

Naciones Unidas abandona Siria casi por completo. El Consejo de Seguridad, el órgano que vela por la paz y la estabilidad mundial, dio la orden para que concluya la misión de observadores que debía aplicar el plan de paz de seis puntos para poner fin al conflicto, el principal de ellos el alto el fuego entre los bandos armados. Pero los responsables del operativo tienen claro que las partes optaron por la guerra abierta.

La ONU creó la misión el pasado 21 de abril por un periodo inicial de 90 días, después de que Rusia y China aceptaran el formato negociado con EE UU, Reino Unido y Francia. “Las condiciones para continuar no se cumplen”, indicó ayer el embajador francés, Gérard Araud. La misión concluirá a medianoche del domingo y sus últimos miembros deberán abandonar Siria el 24 de agosto.

El anuncio de no renovar el mandato se hizo tras una nueva reunión del Consejo de Seguridad. Hasta ahora estaba autorizado el despliegue de 300 militares desarmados para acompañar la mediación de Kofi Annan ante el presidente Bachar el Assad. Pero el ex secretario general de la ONU renunció al encargo y la hostilidad entre las fuerzas del régimen y los rebeldes se ha recrudecido especialmente en el último mes, sobre todo en Damasco y Alepo.

La misión ya tuvo que suspender sus actividades a mediados de junio, cuando no llevaba ni dos meses operativa, ante la escalada de violencia en el país. Desde entonces, los observadores de la ONU fueron evaluando la situación día a día y la fuerza se redujo a la mitad. El pasado 30 de julio, el Consejo de Seguridad decidió prorrogar su mandado 30 días más, aunque sin muchas esperanzas de que se abriera un espacio para la mediación.

El abandono, sin embargo, va acompañado del respaldo de los miembros del Consejo de Seguridad a la iniciativa de Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, de mantener una oficina de enlace en Damasco. Estaría integrada por hasta una treintena de expertos en cuestiones políticas, humanitarias y militares. El objetivo será el de seguir la evolución de la guerra desde la capital, pero ya sin patrullas. El régimen sirio no se opone al establecimiento de la oficina.

Vitaly Churkin, representante ruso en la ONU, que lo considera insuficiente, aprovechó la ocasión para arremeter contra los miembros del Consejo de Seguridad que se oponen a renovar el mandato. Considera que muestra “una falta de compromiso para poner fin a las hostilidades y trabajar por una solución política”. Moscú, respaldada por Pekín, ha vetado tres resoluciones de condena a Siria.

Está previsto que los miembros permanentes vuelvan a reunirse hoy en Nueva York para tratar la cuestión. Pero el impasse en la ONU sigue siendo evidente.

El Departamento de Estado norteamericano dijo este jueves que los fallos de la diplomacia en Siria le han obligado a colocar todo el peso de la resolución del conflicto sobre el Consejo de Seguridad. "Apoyamos la presencia de una misión de observadores más pequeña en Siria", dijo Victoria Nuland. "Nuestras vías de comunicación con Rusia siguen abiertas", añadió.