Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Veracruz dice que ha aclarado la muerte de cinco periodistas

Una ONG que defiende la libertad de prensa en México duda de la información dada a conocer

Periodistas depositan velas para protestar por los recientes asesinatos.
Periodistas depositan velas para protestar por los recientes asesinatos.

Hay días de suerte, y el Gobierno de Veracruz parece haber tenido uno. O al menos de eso quiere convencer a los mexicanos. Las autoridades de ese Estado han reportado la detención de una “célula delictiva” causante de 36 crímenes, incluidos los asesinatos de cuatro periodistas, casi la mitad de los que han sido asesinados en esa provincia mexicana desde que es gobernador Javier Duarte (PRI). Por si fuera poca la buena fortuna del gobernante, han quedado resuelto un crimen más en contra de otro periodista. Y en el colmo de la buena fortuna, los autores de este último crimen ya ni siquiera tendrán que ser llevados a juicio, pues murieron en un enfrentamiento ocurrido recientemente.

La versión oficial dice más o menos así: los asesinatos de cinco periodistas ocurridos en Veracruz en este mismo año han sido aclarados y los responsables de los mismos están detenidos o murieron, según lo ha informado este martes el Gobierno de ese Estado, en donde en menos de dos años han muerto de forma violenta nueve periodistas y uno más se encuentra desaparecido.

Los autores de un último crimen ya ni siquiera tendrán que ser llevados a juicio, pues murieron en un enfrentamiento reciente

“Han sido esclarecidos los crímenes de Ana Irasema Becerra Jiménez, Guillermo Luna Varela, Gabriel Huge Córdoba, Esteban Rodríguez Rodríguez y Víctor Manuel Báez Chino, cinco periodistas que fueron victimados por la delincuencia organizada”, ha sostenido la Procuraduría (fiscalía) General de Justicia de Veracruz.

El fiscal veracruzano Amadeo Flores Espinosa ha dado a conocer la captura de un grupo de supuestos delincuentes que pertenecerían al Cartel de Jalisco Nueva Generación –Socios del Cartel de Sinaloa y también conocidos como los Matazetas.

El líder de ese grupo sería “Isaías Flores Pineda, alias El Cronos y/o El Rayito y/o El Maniaco, presunto jefe de plaza en Veracruz y Boca del Río, lo que permitió el esclarecimiento de 36 crímenes cometidos en la zona conurbada en los últimos ocho meses”, según ha dado a conocer el fiscal, quien ha asegurado que otras siete personas también fueron detenidas, entre ellas una que tenía en su poder tarjetas e identificaciones a nombre de Ana Irasema Becerra Jiménez, publicista en el periódico El Dictamen.

La versión de las autoridades no convence, para empezar, a la organización Article 19

Junto con el cuerpo de Irasema Becerra Jiménez, el 3 de mayo pasado fueron encontrados muertos Guillermo Luna Varela, fotógrafo del sitio web Veracruz News y del periódico la Voz del Sureste; Gabriel Huge Córdoba y Esteban Rodríguez Rodríguez, fotógrafos del periódico Notiver y del Diario AZ, respectivamente.

Siempre según el gobierno de Veracruz, los criminales confesaron que mataron a los periodistas porque “estos reporteros a su vez habían sido los causantes de la muerte de otros periodistas, asesinados por la organización delictiva autodenominada Los Zetas”. Las autoridades no han mostrado pruebas de esto último.

Y en el caso de Víctor Manuel Báez Chino, del diario Milenio El Portal de Veracruz, y encontrado muerto en Xalapa el 14 de junio pasado, las autoridades han asegurado que “dictámenes periciales, informes de investigación y testimonios, permitieron el esclarecimiento del hecho al establecer e identificar plenamente a Juan del Ángel Torres y Daniel Reynoso Hernández, integrantes de una célula de la delincuencia organizada, como los autores materiales de la privación de la libertad del reportero, y presumiblemente, también de su homicidio”. El fiscal Flores Espinosa ha agregado que los presuntos asesinos fueron abatidos “por fuerzas del orden en un enfrentamiento que tuvo lugar el 19 de junio”.

Pero la versión dada por las autoridades no convence, para empezar, a la organización Article 19, que defiende la libertad de prensa en México. “El Gobierno de Veracruz intenta dar carpetazo a la peor crisis de violencia contra la prensa de la entidad al atribuirle la aceptación plena de los homicidios a un grupo de personas que no han sido aún sometidas a proceso. Más preocupante resulta aún que el fiscal estatal Amadeo Flores Espinosa criminalice a las víctimas al afirmar que ‘estos reporteros a su vez habían sido los causantes de la muerte de otros periodistas, asesinados por la organización delictiva autodenominada Los Zetas’”, ha manifestado en su web. “Article 19 hace público su escepticismo frente la pretensión de las autoridades de Veracruz de haber resuelto múltiples crímenes de periodistas en una sola acción, después de largos periodos de silencio, omisiones e inacción en las investigaciones”.

En los juicios de estos casos, que ahora pasarán a fiscales federales, se verá si tiene fundamento la aseveración difundida por las autoridades veracruzanas de que los periodistas asesinados habrían estado ligados a la muerte de otros colegas. Como también en las semanas por venir podrá saberse si las autoridades de Veracruz han cambiado de patrón y pueden al fin aclarar plenamente los nueve asesinatos de periodistas, y dar con el paradero de uno más, todos víctimas de hechos delictivos ocurridos en menos de dos años que lleva el gobierno de Javier Duarte.