Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel apunta que el atentado de Bulgaria lo cometió un islamista suicida

El jefe de la diplomacia israelí, Avigdor Lieberman, acusó a Irán y a su aliado regional, la milicia libanesa Hezbolá, de estar detrás del ataque

La milicia, no obstante, negó su implicación a través de una cadena libanesa

Un vídeo obtenido por el diario israelí 'Haaretz' muestra a un hombre que presuntamente es el terrorista que cometió ayer el atentado suicida en Bulgaria.

Las condenas y mensajes de condolencia tras el atentado suicida que se cobró el miércoles la vida de cinco turistas israelíes y un ciudadano búlgaro en Burgas (Bulgaria) se han sucedido desde primera hora de la mañana. El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, condenó el ataque y ha transmitido el pésame a las familias de los fallecidos así como a los gobiernos de Israel y Bulgaria. Igualmente el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó la noche del miércoles el incidente como "ataque terrorista atroz" y reafirmó el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Israel.

El jefe de la diplomacia israelí, Avigdor Lieberman, acusó a Irán y a su aliado regional, la milicia libanesa Hezbolá, de estar detrás del ataque. La milicia, no obstante, negó su implicación a través de una cadena libanesa. No obstante, el viceministro de Exteriores israelí, Dani Ayalon, aseguró esta mañana a la radio del ejército que su país tiene intención de responder al ataque una vez valoradas las medidas a tomar en el ámbito diplomático y operacional. “Entre ellas enviar una queja al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Lo que intentamos es que Hezbolá figure en la lista internacional de organizaciones terroristas, lo que aún no ha ocurrido”, dijo.

Por su parte, el ministro de Defensa, Ehud Barak, valoraba el atentado como “contratiempo” y no como un error de los servicios de inteligencia o una negligencia, asegurando que “el mundo es grande y está lleno de lugares donde esta gente puede actuar”. Fuentes de los servicios de seguridad israelíes aseguran que no poseían información de que hubiera ningún tipo de amenaza terrorista en esa zona, según publica el diario israelí Yedioth Ahronoth.

A primera hora también se conocía que el suicida, según un vídeo del aeropuerto rescatado por las fuerzas de seguridad búlgaras, merodeaba por los alrededores del aparcamiento donde tuvo lugar el atentado una hora antes de la explosión. También que el presunto autor llevaba un carné de conducir falso expedido en el estado norteamericano de Michigan (EE UU).

El miércoles, siete personas (cinco turistas israelíes, un conductor búlgaro y un tercer individuo que habría sido identificado como el suicida que perpetró el ataque) perdieron la vida en un atentado suicida ocurrido en el parking del aeropuerto de Sarafovo, en la ciudad búlgara de Burgas.

El primer ministro israelí acusó poco después a Irán y a su aliado regional, la milicia libanesa Hezbolá, de llevar a cabo una campaña de ataques terroristas contra objetivos israelíes en el exterior, acusaciones desmentidas anoche por un alto oficial de Hezbolá que señaló tal autoría como “imprudente”.

Por otro lado, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha negado la implicación de su Guardia Revolucionara —a la que ayer señaló directamente el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman durante una entrevista en el canal 2 israelí— en el atentado de Burgas, calificándolas de “tontería”.

Está previsto que a primera hora de la tarde aterricen en Israel dos aviones de transporte israelíes en los que viajan al menos 32 de los heridos. Junto a ellos se encuentran efectivos de los servicios de emergencia Magen David Adom, un equipo de identificación de víctimas, otro de la policía forense y una representación del cuerpo diplomático israelí que habría viajado a Bulgaria para ayudar en la identificación de las víctimas que perdieron sus documentos durante el atentado. Los gobiernos de Bulgaria e Israel trabajan conjuntamente en la investigación y el traslado de las víctimas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >