Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis detenidos bajo sospecha de terrorismo en Londres

Cierran una autovía principal por precaución tras un incidente en un autobús

Las fuerzas de seguridad descartan una relación con los juegos olímpicos

Londres está en alerta 'considerable' contra amenazas terroristas

Pasajeros del autocar detenido y que provocó el cierre de la M6 en Litchfield, cerca de Birmingham.
Pasajeros del autocar detenido y que provocó el cierre de la M6 en Litchfield, cerca de Birmingham. REUTERS

Cinco hombres y una mujer han sido detenidos esta mañana en Londres bajo sospecha de preparación o instigación de terrorismo, dentro de una operación coordinada entre los servicios de inteligencia M15 y Scotland Yard. Los detenidos, de edades entre 18 y 29 años fueron arrestados en diversas partes de la ciudad inglesa y se cree que tienen lazos con el terrorismo islamista radical.

La policía ha informado que no tienen relación con la celebración de los juegos olímpicos ni paraolímpicos, pero ha intervenido anticipadamente para evitar cualquier riesgo en el evento deportivo, según los medios británicos.

Tres jóvenes, de 18, 24 y 26 años fueron detenidos en Newham, en el este de la ciudad. Uno de ellos, el de 24 años, fue reducido con una pistola eléctrica Taser, pero no requirió asistencia médica. Un hombre de 21 años y la mujer, de 30, fueron detenidos en dos residencias distintas de Ealing, en el oeste de Londres, mientras que otro, de 29 años, fue arrestado en la calle. Al menos dos de los detenidos son de nacionalidad británica.

Las fuerzas policiales continúan registrando ocho viviendas de la ciudad, bajo el amparo de la Ley Antiterrorista aprobada en 2001, tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

El ministerio de Interior mantiene la alerta de seguridad de Inglaterra en el nivel “considerable” lo que indica una gran posibilidad de un ataque terrorista.

La policía cierra una autopista cerca de Birmingham

En otro incidente, al parecer sin relación con el operativo antiterrorista, las fuerzas de seguridad británicas han cerrado la autovía M6 —una de las carreteras con más tráfico del país— en ambas direcciones en Lichfield, Staffordshire, cerca de Birmingham, después de que los pasajeros de un autobús alertaran a la policía de que una persona vertió un líquido en un caja, de donde comenzó a salir humo.

El equipo de manejos de explosivos, una unidad forense y la unidad canina se apersonaron en el lugar, pero todo apunta a que ha sido una falsa alarma. Tras varias horas investigando los hechos, la policía local de Stafforshire ha informado de que no ha habido peligro, nadie ha resultado herido y nadie ha sido tratado como sospechoso.

El autobús, perteneciente a la compañía Megabus, se dirigía de Preston a Londres y llevaba 48 pasajeros. Según la BBC, los viajeros fueron obligados a bajar del autobús y han permanecido a un lado de la autovía. Al menos la mitad ha sido reubicada en otro autobús después de hablar con la policía.