Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Sur retrasa por sorpresa la firma del pacto militar con Japón

La alianza estratégica con el antiguo ocupante había desatado un enorme malestar entre la oposición política y las organizaciones civiles

Corea del Sur ha retrasado por sorpresa la firma del pacto militar con Japón anunciada para este viernes ante la presión de diversos grupos políticos y organizaciones civiles, que se oponen a un acuerdo con el antiguo invasor colonial. La alianza, la primera entre los dos países desde el fin de la II Guerra Mundial, está destinada a facilitar el intercambio de información sensible sobre Corea del Norte y el ascenso militar chino.

La suspensión del pacto se ha producido después de que Japón lo haya aprobado hoy y apenas una hora antes de la ceremonia organizada en Tokio, en la que iban a participar el ministro de Exteriores de Japón, Koichiro Gemba, y el embajador de Corea del Sur, Shin Kak-Soo. El Ministerio de Exteriores surcoreano ha asegurado que será rubricado tras llevar a cabo consultas adicionales.

La negociación del acuerdo ha sido muy polémica, ya que muchos surcoreanos sienten un gran resentimiento contra Japón por su brutal ocupación de la península coreana entre 1910 y 1945. Además, sus críticos han denunciado que el Gobierno de Seúl lo aprobó el martes pasado sin permitir un debate público previo, por miedo a sus oponentes.

El Ministerio de Exteriores japonés ha afirmado que la rúbrica ha sido pospuesta a petición de Corea del Sur, donde mucha gente ve con recelo cualquier desarrollo militar de su vecino, a pesar de que ambos países comparten muchos intereses. El pacto, que es apoyado por Estados Unidos, busca establecer un marco para compartir información en áreas como la defensa de misiles, el programa de armas nucleares norcoreano o la pujanza militar china.

EE UU ha instado a los dos países a estrechar sus lazos militares para hacer frente común contra Pyongyang y la expansión naval china

Pyongyang elevó la tensión regional en abril pasado con el lanzamiento de un cohete, supuestamente para colocar un satélite en órbita, aunque, según sus enemigos, estaba destinado a realizar la prueba –finalmente fallida- de un misil de largo alcance. El cohete estalló en el aire y cayó al mar a los pocos minutos del despegue.

La suspensión del pacto se ha producido después de que el partido gobernante surcoreano haya urgido al Gobierno a que sea retrasado. Lee Han-Koo, líder parlamentario del NFP (siglas en inglés de Partido Nueva Frontera), ha llamado al titular de Exteriores, Kim Sung-Han, para hacerle esta petición, según ha asegurado Chin Young, presidente del comité de política del NFP, partido conservador que tiene la mayoría de los escaños en la Asamblea Nacional. “Aunque el acuerdo no requiere aprobación parlamentaria, es necesario que el Gobierno informe al comité de asuntos exteriores y comercio o al comité de defensa del Parlamento y que sea sometido a examen público”, ha dicho Chin, informa France Presse. Chin ha añadido que algunos aspectos de la alianza entre los dos países son contrarios a los sentimientos de los surcoreanos y es inapropiado “precipitar su firma, cuando algunos de sus detalles siguen siendo desconocidos para la gente”.

El acercamiento militar entre Seúl y Tokio ha sido muy criticado por la oposición y representantes de numerosos grupos civiles surcoreanos. “El Gobierno está intentando entregar información militar clasificada de este país a las Fuerzas de Autodefensa de Japón”, ha denunciado en una concentración en el Parlamento Lee Hae-chan, líder del Partido Demócrata Unido, formación política liberal en la oposición, informa Reuters.

Estados Unidos ha instado a los dos países –sus principales aliados en Asia oriental- a que dejen atrás las tensiones históricas y estrechen sus lazos militares para hacer frente común contra Pyongyang y la expansión naval china.

El diario JoongAng, uno de los tres grandes periódicos de Corea del Sur, ha defendido la alianza en un editorial. “Un acuerdo de protección de información militar con Japón es necesario dada la siempre creciente amenaza del Norte. Cuanta más información de calidad tengamos sobre el Norte, mejor será nuestra seguridad”.