Strauss-Kahn demanda a la limpiadora del Sofitel por dañar su reputación

El político francés le pide un millón de dólares como indemnización La fiscalía francesa le investiga por supuesto abuso a una mujer belga en un hotel de Washington

Dominique Strauss-Kahn, a la izquierda, y Nafissatou Diallo, la limpiadora del Sofitel.
Dominique Strauss-Kahn, a la izquierda, y Nafissatou Diallo, la limpiadora del Sofitel.FRANCOIS GUILLOT STAN HONDA (AFP)

Mientras siguen las investigaciones sobre los supuestos abusos sexuales del político francés Dominique Strauss-Kahn cuando ocupaba el cargo de director gerente del Fondo Monetario Internacional en Washington, él ha decidido intentar lavar su nombre, demandando el lunes a Nafissatou Diallo, la limpiadora de Nueva York que a su vez le había denunciado en 2011, pidiéndole a esta un millón de dólares de indemnización por dañar gravemente su prestigio.

Diallo acusó a Strauss-Kahn hace un año de haberla obligado a mantener relaciones sexuales con él en una suite del hotel Sofitel, en Manhattan. La fiscalía pública de Nueva York presentó cargos contra él, pero los retiró posteriormente, al perder confianza en la supuesta víctima y único testigo. Ésta había mentido sobre sus acciones en los momentos posteriores al encuentro, además de otros detalles personales.

Como resultado directo de sus acusaciones falsas, gratuitas y maliciosas, el Sr. Strauss Kahn sufrió un daño sustancial a su reputación profesional y personal" Abogados de Strauss-Kahn

Strauss-Kahn, que aspiraba entonces a la presidencia francesa por el Partido Socialista, se vio obligado a dimitir, después de pasar varios días entre rejas y tres meses en arresto domiciliario en Manhattan. El político no niega que hubiera un encuentro sexual, pero mantiene que éste fue consentido. Asegura que Diallo sólo buscaba lucrarse, y que dañó gravemente su carrera.

Según aseguran dos de sus abogados, William W. Taylor III y Hugh Campbell, en la denuncia, “como resultado directo de sus acusaciones falsas, gratuitas y maliciosas, el Sr. Strauss Kahn sufrió... un daño sustancial a su reputación profesional y personal, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo”. El diario The New York Post fue el primero en informar de la demanda.

Una mujer belga asegura que Strauss-Kahn abusó de ella en 2010, durante una orgía en un hotel de Washington
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Este es el primer intento judicial del político de contraatacar a sus diversas acusadoras. La última: una mujer belga que asegura que Strauss-Kahn abusó de ella en 2010, durante una orgía para la que la contrató en el hotel W, uno de los más lujosos de Washington, cercano a la Casa Blanca. Esa investigación, hecha pública a finales de abril, forma parte de una causa más amplia, abierta por la fiscalía de Lille, en Francia, contra el político por supuesto “proxenetismo agravado en banda organizada”.

Además, la periodista y escritora Tristane Banon le acusó de intento de violación, en febrero de 2003, durante el transcurso de una entrevista en un apartamento de París. En octubre, la fiscalía rechazó abrir una causa en ese caso, alegando que había prescrito. Banon dijo entonces que podría presentar una demanda civil.

Eso fue lo que finalmente hizo Diallo, la limpiadora del Sofitel, que presentó una demanda por la vía civil que se dirime ahora en los juzgados del Bronx. Respecto a ese caso, el 1 de mayo, el juez que lo instruye, Douglas McKeon, decidió que Strauss-Kahn no goza de inmunidad diplomática, ya que la perdió al dimitir del Fondo, donde le sustituyó la también francesa Christine Lagarde.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS