Muere a los 91 años el guardia nazi John Demjanjuk

El criminal de guerra falleció en un asilo de ancianos en Baviera Fue condenado el año pasado en Múnich pero dejado en libertad por su avanzada en edad y su frágil condición de salud

John Demjanjuk sale del tribunal tras ser condenado a cinco años de cárcel en mayo del año pasado. El juez de Munich le otorgó la libertad por su avanzada edad y su frágil condición de salud. Ha muerto hoy a los 91 años.
John Demjanjuk sale del tribunal tras ser condenado a cinco años de cárcel en mayo del año pasado. El juez de Munich le otorgó la libertad por su avanzada edad y su frágil condición de salud. Ha muerto hoy a los 91 años.CHRISTOF STACHE (AFP)

El criminal de guerra nazi John Demjanjuk ha muerto en un asilo de ancianos cercano a Múnich, donde residía tras haber sido condenado a cinco años de cárcel por colaborar en 28.000 asesinatos cuando trabajó como guarda del campo de exterminio de Sobibór, en 1943. Se estima que el juicio contra Demjanjuk, que concluyó con su condena el pasado mayo, será uno de los últimos procesos legales contra colaboradores del régimen nacionalsocialista. El ucraniano fue uno de los esbirros a los que la SS nazi encargaba la vigilancia de los campos de exterminio en suelo polaco durante la llamada Acción Reinhardt, el asesinato sistemático de todos los judíos en Polonia y Ucrania, ocupadas por Alemania durante la II Guerra Mundial.

Más información
La barbarie tenía el carné número 1.393
¿Quién es usted, John (Iván) Demjanjuk?
Los médicos alemanes autorizan el juicio contra el nazi Demjanjuk
EE UU autoriza la deportación de Demjanjuk

Iván Micolayóvich Demjanjuk, nacido en Ucrania en 1920, fue un trawniki. Los nazis ofrecían a algunos de sus prisioneros de guerra soviéticos la posibilidad de colaborar. Los voluntarios pasaban por una instrucción en el campo de trabajos forzados de Trawniki, al este de Polonia. A cambio de asistir al enemigo, los voluntarios recibían mucho mejor trato que los demás prisioneros del Ejército Rojo.

Solo podían acceder a la formación los prisioneros que no fueran judíos ni militantes comunistas. Se estima que los nazis emplearon entre 4.000 y 5.000 de ellos en la vigilancia de los campos de exterminio y en otras operaciones de deportación o represión contra judíos y gitanos. Unos dos millones de personas, casi todos judíos, murieron en las cámaras de gas de Sobibór, Treblinka y Belzec durante la Acción Reinhardt.

A Demjanjuk lo destinaron a Sobibór en 1943. En las cámaras de gas del campo murieron 250.000 judíos. 28.000 de ellos en los meses en los que Demjanjuk trabajó allí.

Si bien ninguno de los supervivientes de Sobibór ha podido identificarlo personalmente, los jueces consideraron probado que Demjanjuk fue un esbirro de la SS en el campo. Su único trabajo era asesinar. Los trawniki, armados con porras y armas cortas -para las que tenían poca munición- sacaban a los judíos de los transportes y los conducían a las cámaras de gas. Algunos judíos formaban pelotones encargados de las tareas más duras: arrastraban los cadáveres de las cámaras, les sacaban los dientes de oro, quemaban los cadáveres y limpiaban. También acababan asesinados. Los capataces trawniki, por el contrario, disfrutaban de buena alimentación y otras prebendas. La brutalidad rutinaria de los trawniki ha quedado registrada en muchos testimonios.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS