Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Annan exige unidad al Consejo de Seguridad de la ONU respecto a Siria

El Consejo de Seguridad discute una tercera resolución al conflicto tras dos vetos

Kofi Annan y Recep Tayyip Erdogan, el pasado 12 de marzo. Ampliar foto
Kofi Annan y Recep Tayyip Erdogan, el pasado 12 de marzo. AP

El enviado especial de Naciones Unidas a Siria, Kofi Annan, pidió hoy al Consejo de Seguridad de la ONU que supere sus divisiones internas, ya que considera que la unidad de acción diplomática es el único medio por el cual podrá ponerse fin a la oleada de violencia y represión gubernamental que ya se ha cobrado 8.000 vidas.

Annan, que se reunió el fin de semana pasado con el presidente sirio, Bachar el Asad, anunció además que enviará una delegación a Damasco en los próximos días, para seguir avanzando en su plan para acabar el enfrentamiento entre el Gobierno y los manifestantes prodemocráticos.

“Debemos tratar esta situación con gran cuidado. Normalmente nos centrarnos en lo que sucede en Siria, pero si hubiera cálculos mal hechos, que desembocaran en una escalada de la violencia en la región, la situación sería extremadamente difícil de controlar”, dijo Annan.

Por su parte, el ministerio de Asuntos Exteriores sirio envió una carta al Secretario General y al Consejo de Seguridad de la ONU diciendo que seguirá negociando con Annan, sin que ello signifique que pondrá fin a sus operaciones militares. “El Gobierno de Siria continuará con el deber de proteger a sus ciudadanos, desarmar al terrorismo y hacer que sus perpetradores rindan cuentas”, dijo. Damasco se refiere habitualmente a los manifestantes como terroristas.

Estados Unidos, miembro permanente del Consejo de Seguridad, esperaba que el discurso de Annan sirviera para convencer a China y Rusia de la necesidad de aprobar una resolución de condena unánime. Hasta la fecha, ambas potencias han vetado resoluciones de ese tipo en dos ocasiones, dando por válido el argumento de El Asad de que las protestas son del grupo terrorista Al Qaeda.

En estos días, el Consejo de Seguridad discute una tercera resolución, redactada por EE UU, que pide la declaración de un alto el fuego inmediato y la entrada a Siria de agencias de ayuda humanitaria. En principio, EE UU exige, con el apoyo de países europeos y árabes, que sea el Gobierno sirio el que detenga la lucha armada primero. Rusia demanda que se dé un alto el fuego simultáneo.

Hoy, precisamente, cerraron sus embajadas en Siria cuatro países árabes. Kuwait, Oman, Emiratos Árabes Unidos y Catar se unieron así a Arabia Saudí y Bahréin, además de a potencias occidentales como EE UU, que ya habían tomado esa medida en las semanas pasadas. El cierre llegó un día después de una protesta multitudinaria en Damasco, para conmemorar el estallido de la revolución dentro del marco de la llamada Primavera Árabe.

De nuevo, el Gobierno y los manifestantes se enfrentaron este viernes en las afueras de Damasco y en bastiones de los opositores, como la localidad de Homs. La jornada dejó 40 víctimas en todo el país, según dijo el grupo rebelde Ejército Libre Sirio a Efe.