Santorum promete seguir luchando hasta el final

El candidato ha vencido en Tennessee, Oklahoma y Dakota del Norte y casi se anota Ohio

Santroum ha pasado el supermartes en Ohio.
Santroum ha pasado el supermartes en Ohio. Gene J. Puskar (AP)

A pesar de no haber ganado en Ohio, Rick Santorum interpretó los resultados del supermartes  como una muestra de que sigue gozando de legitimidad para aspirar a la nominación a la presidencia, contradiciendo la idea generalizada de que su contrincante Mitt Romney es quien merece el título de líder en la contienda. Después de saber que había ganado en Oklahoma y Tennessee, y antes de atribuirse también la victoria en Dakota del Norte, compareció aquí, en Steubenville, ante un grupo de electores para decirles, "soy uno de los vuestros, y, pase lo que pase, vamos a llegar a las puertas de la Casa Blanca".

"Esta noche queda claro que hemos ganado ya contiendas en todo el país, en contra de todo pronóstico. Cuando se ha dicho de mí que estaba acabado, siempre he regresado, y lo he hecho no porque quiera ser el hombre más poderoso en este país, sino porque quiero devolverle el poder a la ciudadanía de este país", dijo en Steubenville, una pequeña localidad que en el pasado se mantenía de la metalurgia, en el valle del río Ohio, cerca de donde se halla la residencia de su familia, en Pensilvania.

Esas referencias al poder no iban referidas sólo a Barack Obama, presidente de la nación, sino también a su contrincante en las primarias, Romney, exgobernador por Massachusetts, que dispone de una fortuna personal de 250 millones de dólares. Con él se disputó hasta altas hora de la madrugada la victoria en Ohio, un Estado que ambos candidatos consideraban indispensable para clamar victoria en el supermartes y que finalmente ganó Romney por una ligera ventaja.

"En esta campaña se decide sobre los pequeños pueblos que se quedaron atrás y sobre las familias que hicieron de esos pueblos los mejores de este país", dijo Santorum, presentándose como el candidato más cercano al pueblo, dejando que planeara sobre Romney la sombra de su riqueza. "Lo que está en juego en estas elecciones es nuestra libertad. Nosotros hemos decidido asumir actos de valor y coraje", añadió.

Todo en el discurso de Santorum aquí en Steubenville iba destinado a demostrar su contraste con Romney, desde la elección de la misma localidad -tan humilde, mientras Romney seguía los resultados en Boston- al hecho de que le acompañara sobre el escenario casi toda su familia, incluida su anciana madre y buena parte de sus hijos. "Estamos haciendo grandes sacrificios, hemos dejado nuestros trabajos, vivimos de nuestros ahorros", dijo el candidato. "Pero es que tenemos un gran objetivo en estas primarias: sustituir a ese presidente que está en la Casa Blanca".

A pesar de sus reiteradas menciones a Obama, los mayores abucheos de la multitud congregada aquí los obtuvo Santorum al mencionar a Romney. Sobre todo, al hablar de un tema tan delicado como el de la sanidad. "En esta competición sólo hay un candidato que ha sido consistente en los asuntos más importantes, como el de la obligatoriedad de tener seguro médico", dijo en un momento, en referencia a la reforma sanitaria aprobada por Romney en Massachusetts cuando era Gobernador y que luego imitó, en partes, Obama, para la nación.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

"Necesitamos un candidato que se enfrente al presidente Obama y que esté en lo cierto en todos estos problemas, pero también que sea honesto con la ciudadanía americana", dijo el candidato. "Estas elecciones ofrecen grandes contrastes. Tienen que suceder grandes cosas en este país para acabar con su insolvencia y para devolverle la libertad que se ha perdido con este presidente y sus aliados. Necesitamos a un presidente que no vaya pidiendo perdón por las cosas que hace América".

"Es ese asunto, el de la honestidad, lo que más me atrae de Santorum", comentaba tras el mitin Clare Hinsbaw, de 21 años. "Él ha sido consistente con sus ideas a lo largo de los años. No ha cambiado de opiniones. Es honesto sobre sus opiniones y sobre sus valores morales". Precisamente el de la honestidad es un activo que estos votantes, de esta zona castigada por la crisis económica, no encuentran en Romney, a quien acusan de adaptar su ideario a cualquier oportunidad política que se presente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS