Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 75% de los letones rechaza en un referéndum que el ruso sea lengua oficial

La consulta, impulsada por la minoría rusa de la república báltica exsoviética, registra una participación récord

Una mujer vota, en Riga, en el referéndum sobre la adopción del ruso como segunda lengua oficial de Letonia.
Una mujer vota, en Riga, en el referéndum sobre la adopción del ruso como segunda lengua oficial de Letonia. EFE

Casi el 75 % de los habitantes de Letonia votó en contra de que el ruso se convierta en el segundo idioma oficial de la república báltica exsoviética, en el referéndum celebrado el sábado. De acuerdo con los últimos resultados oficiales parciales anunciados este domingo por la Comisión Electoral Central y basados en el escrutinio en 1.027 de los 1.035 colegios electorales, votaron en contra 820.572 personas, el 74,77 % de los participantes en el referéndum del sábado.

Un total de 273 327 personas, el 24,91 % de los votantes, se pronunciaron a favor de la iniciativa impulsada por el lobby prorruso de Letonia.

El plebiscito marcó un récord de participación con 1.087.284 personas. Hasta ahora, la consulta popular que contó con mayor participación fue el referendo de 2003 sobre la adhesión a la Unión Europea, con 1.010.906 participantes, equivalentes entonces al 71,49 % de los ciudadanos con derecho a voto.

El plebiscito tenía el objetivo “poner a prueba a los traidores del Estado”, en palabras del director de teatro Alvis Hermanis, contrario a esta iniciativa. En esta misma línea se había manifestado el primer ministro, Valdis Dombrovskis, quien declaró que “esta es una votación sobre las raíces del Estado letón”.

Los letones de habla rusa representan un tercio de los dos millones de personas que viven en la exrepública soviética, que declaró su independencia en 1991 después de 50 años de ocupación comunista. El organizador del plebiscito, Vladimitr Linderman, había exhortado a los letones de origen ruso a considerar esta votación como el momento cumbre para "la lucha por sus derechos”.

En la víspera del referéndum, 20 diputados de los partidos conservadores del Parlamento letón presentaron una demanda ante el Tribunal Constitucional para exigir la invalidación del plebiscito, ante lo cual el Tribunal ha aceptado examinar su petición, aunque ha descartado anular la votación.