Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces incriminan a Woerth por recibir dinero ilegalmente

Está acusado de recibir al menos 50.000 euros de Liliane Bettencourt para financiar la campaña de la UMP en 2007

Nueva imputación judicial para Eric Woerth, extesorero del partido conservador francés, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), y exministro de Hacienda y de Trabajo bajo la presidencia de Nicolas Sarkozy. Tras ser acusado el miércoles de tráfico de influencias pasivo por los jueces de Burdeos que instruyen la causa política del escándalo originado en torno a la fortuna de Liliane Bettencourt, el exministro ha vuelto a declarar este jueves y ha sido inculpado por recibir dinero ilegalmente, según los jueces, de manos de Patrice de Maistre, gestor del patrimonio de la dueña de L’Oreal. El delito está penado con cinco años de cárcel y 375.000 euros de multa.

Woerth, de 57 años, recibió según la fiscalía al menos 50.000 euros de Liliane Bettencourt, la mujer más rica de Francia, hoy inhabilitada por los jueces, y utilizó ese dinero para financiar la campaña electoral que llevó a Sarkozy al Elíseo en 2007. De momento los jueces no han hallado pruebas para inculpar al exministro por financiación ilegal.

Tras declarar el miércoles durante doce horas ante los jueces, Woerth ha sido interrogado hoy durante nueve horas más. Su abogado ha afirmado que no hubo malversación y que su cliente es “víctima de calumnias”.

 Woerth tuvo que dejar el Gobierno en noviembre de 2010 por culpa del caso Bettencourt. Tras abandonar también el cargo de tesorero del partido conservador, siguió siendo consejero político de la UMP, y ahora forma parte del equipo dirigido por Brice Hortefeux, hombre de confianza de Sarkozy, para intentar resistir el avance de los socialistas, que mantienen una ventaja de entre siete y ocho puntos en los sondeos cuando faltan dos meses y medio para el voto.