Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama anuncia un plan para impulsar el turismo internacional a EE UU

La Casa Blanca defiende que el aumento del turismo internacional permitirá crear más de un millón de empleos en la próxima década

Obama presenta sus medidas para impulsar el turismo internacional desde el complejo turístico más visitado del mundo, Disney World, en Florida.
Obama presenta sus medidas para impulsar el turismo internacional desde el complejo turístico más visitado del mundo, Disney World, en Florida. AFP

El presidente de Estados Unidos Obama presentó hoy en Florida un nuevo plan para impulsar el turismo internacional y la creación de empleo en el país. Las medidas anunciadas por el presidente tienen como objetivo potenciar la actividad económica en el sector y la creación de puestos de trabajo gracias a la promoción del país como destino turístico internacional.

“Cada año, decenas de millones de turistas de todo el mundo vienen a visitar EE UU. Cuántos más vengan, más americanos volverán a trabajar” afirmó Obama. “Necesitamos ayudar a empresas de todo el país a crecer y crear empleo”.

El mandatario eligió el enclave de Disney World, el parque temático más visitado del mundo, para ofrecer los detalles del decreto firmado esta misma mañana en la Casa Blanca.“El turismo internacional es el primer servicio que exportamos, y eso significa creación de empleo”, declaró el presidente.

Según el Departamento de Comercio de EE UU, la industria turística registró 134.000 millones de dólares en exportaciones en 2010. El sector turístico supone el 2.7 por ciento del Producto Interior Bruto estadounidense y mantiene 7.5 millones de puestos de trabajo, según datos de 2010.

La Casa Blanca defiende que si EE UU aumenta su participación en el mercado turístico internacional, podrían crear más de un millón de empleos en la próxima década. La Oficina de Análisis Económico especifica además que por cada 65 turistas internacionales que visitan el país, EE UU puede mantener un puesto de trabajo en el sector turístico.

Hasta 36 países de todo el mundo tienen un acuerdo con EE UU por el que sus ciudadanos pueden entrar en el país sin tramitar un visado (entre ellos España), sin embargo, esto no es suficiente para Obama. “El 60% de los visitantes no necesitan un visado para entrar en el país, y eso ha sido muy importante para nuestra economía. Se trata ahora de añadir a más países, pero se lo ponemos muy difícil”, ha reconocido el presidente. “Queremos que vengan a gastar dinero aquí”.

EE UU espera atraer especialmente a los visitantes de países con economías emergentes, como China, Brasil o India, cuyo turismo crecerá un 135%, 274% y 50% respectivamente hasta 2016, con respecto a 2010.

El presidente reconoció el desafío que supone garantizar la seguridad nacional de EE UU al tiempo que facilitan la entrada de más turistas llegados de todo el mundo. Para ello, la Casa Blanca trabaja con el Departamento de Estado en la creación de un programa piloto que acelere los trámites para obtener visados de turista desde estos países, aunque sólo para aquellos pasajeros a los que calificó “de bajo riesgo”. El nuevo sistema reducirá a un máximo de tres semanas el tiempo para concertar una entrevista en el consulado desde el momento que se solicita el visado y, en el caso de las renovaciones, evitará tener que superar la entrevista de nuevo.

El Departamento de Estado norteamericano concedió el año pasado 7.5 millones de visados, un 17% más que en el año anterior. En 2011, además, concedieron un millón de visados a ciudadanos chinos y otros 800.000 a brasileños, representando un aumento del 34% y 42% respectivamente desde 2010. El nuevo programa de visados tiene como objetivo aumentar la capacidad de procesamiento de visados en China y Brasil un 40% en el año 2012.

La Casa Blanca incluye este plan dentro de la campaña “We Can’t Wait” -No Podemos Esperar- y en la que Obama ha firmado varias órdenes ejecutivas con medidas para impulsar la economía sin tener que esperar la aprobación del Congreso.