Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chile lidera la reacción de América Latina a la crisis de la deuda europea

Los ministros de Hacienda de la región se reúnen en la capital chilena

Los ministros de Hacienda de Uruguay, México, Chile, Perú, Colombia y el jefe del FMI para Latinoamérica, en Santiago. Ampliar foto
Los ministros de Hacienda de Uruguay, México, Chile, Perú, Colombia y el jefe del FMI para Latinoamérica, en Santiago. EFE

“Latinoamérica fue en el pasado parte de los problemas de la economía internacional. Hoy, en cambio, es parte de la solución”. Lo dijo el viernes el jefe de las arcas fiscales chilenas, Felipe Larraín, al inaugurar en Santiago el Segundo Encuentro de Ministros de Hacienda de la región. El objetivo central de la cita fue analizar en conjunto los planes de contingencia para mitigar los efectos de la crisis europea. “El mundo emergente se prepara para enfrentar de la mejor manera posible lo que puede ocurrir fuera de Latinoamérica”, explicó.

Hasta la capital chilena llegaron los ministros Juan Carlos Echeverry (Colombia), José Antonio Meade (México), Luis Miguel Castilla (Perú) y Fernando Lorenzo (Uruguay). Y, tras dos días de trabajo, determinaron la actuación conjunta en temas de política fiscal y monetaria. Debido a las diferentes prioridades de cada uno de los países, sin embargo, se descartó un plan de contingencia unificado en América Latina.

Si bien los líderes regionales observan con preocupación la crisis económica, y advierten de que ningún lugar del mundo estará al margen de sus efectos, se mostraron optimistas sobre el crecimiento latinoamericano en 2012. “No obstante alguna desaceleración prudente, de no empeorar la situación en Europa, la región estará preparada para un crecimiento”, señaló el director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Nicolás Eyzaguirre, que también participó en el encuentro.

En Perú esperan que su economía se expanda entre el 5% y el 6% en 2012. En Colombia, en el peor de los escenarios, en torno al 2% (y un 5% si la crisis de Europa no golpea tan fuertemente al país). En Chile, en tanto, se prevé un crecimiento entre el 4,5% y el 5%.

Gran parte del intercambio de Chile con el resto del mundo, un 90%, se produce con países con los que existe un acuerdo comercial vigente.

No es casual que el encuentro de los ministros de Hacienda, por segundo año consecutivo, se haya realizado en Chile. El país sudamericano sigue creciendo y se ha transformado en una de las economías más sanas y estables de la región. Es lo que ha sucedido en los últimos 21 años. En el primer Gobierno democrático de Patricio Aylwin (1990-1994), la economía se expandió un 7,7%. En la Administración de Eduardo Frei (1994-2000), un 5,5%. Durante el Gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010), que enfrentó la crisis internacional de 2008 y 2009, el crecimiento alcanzó un promedio del 2,8%. El Gobierno del actual presidente, Sebastián Piñera, retomó la senda histórica: el año pasado la economía se expandió un 5,2% y este año lo hará en torno a un 6,3%.

El repunte del crecimiento es uno de los mayores éxitos de la actual Administración. Era, de hecho, uno de los ejes centrales de la propuesta programática de Piñera: expandir la economía en un 6% entre 2010 y 2013. Hoy no está claro si se alcanzará la meta, ya que la desaceleración de los países desarrollados ya han comenzado a tener ciertos efectos en el país. El Índice de Crecimiento Económico (IMACEC) del mes de octubre fue del 3,4%, por debajo de las expectativas del Gobierno y del mercado. El país sudamericano, sin embargo, está en buen pie para enfrentar las turbulencias. “Chile parece estar mejor preparado para enfrentarse a una recesión mundial”, señaló el ministro de Economía, Pablo Longueira, en una reciente entrevista concedida a este periódico para el suplemento Invertir en Chile.

Un espacio de visión global

R. M.

Hoy se realizará en Santiago el evento Chile, puerta de América, organizado por EL PAÍS en colaboración con BBVA. El objetivo es analizar las oportunidades de negocio que representa el país sudamericano para las empresas globales, y cómo se ha transformado en la gran plataforma inversora hacia EE UU, la UE y Asia.

La inauguración del encuentro estará a cargo del director de EL PAÍS, Javier Moreno, y el gerente general de BBVA Chile, Ignacio Lacasta. El ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín, realizará la conferencia de apertura. Además, el profesor de la UCLA Sebastián Edwards, el exministro de Hacienda Andrés Velasco y el economista jefe del grupo BBVA, Jorge Sicilia, participarán en la mesa redonda Perspectivas globales y regionales: ¿hacia dónde va la economía?.

El redactor jefe de la sección de Economía de EL PAÍS, Miguel Jiménez, y el director del diario chileno Pulso, Guillermo Turner, conversarán con Vicente Rodero, director general de BBVA América del Sur, en un espacio denominado Visión global de un líder empresarial. La actividad continuará con una conferencia magistral de Juan Luis Cebrián. Chile, puerta de América contará con la presencia del Presidente de la República chilena, Sebastián Piñera, quien ofrecerá el discurso de cierre.

Chile tiene actualmente una inflación inferior al 4% y el desempleo en la franja del 7%. Y, justamente, otro de los éxitos que exhibe el Gobierno de Sebastián Piñera es la creación de nuevos puestos de trabajo. De hecho, una de las promesas de la campaña electoral fue generar un millón de cupos laborales entre marzo de 2010 y marzo de 2014, cuando finalizará el mandato. El desafío se está cumpliendo: entre marzo de 2010 y noviembre de 2011 se han creado 563.000. La inversión como porcentaje del PIB alcanzó el record de 23,1% el tercer trimestre de este año.

Los buenos resultados de Chile se explican, en parte, por su estabilidad política y la certeza jurídica que entrega a los inversionistas. Pero el pilar de la estrategia económica ha sido la apertura comercial que ha mantenido desde los años ochenta. Chile, hoy por hoy, al tratarse de un país abierto, es la gran plataforma inversora hacia Asia, EE UU y la UE. El país sudamericano actualmente cuenta con tratados de libre comercio con 58 países, que suman el 63% de la población y el 86% del PIB mundial. Y gran parte del intercambio de Chile con el resto del mundo, un 90%, se produce con países con los que existe un acuerdo comercial vigente.

España, en la actualidad, es el segundo inversor en Chile después de EE UU. Sus inversiones se concentran en el sector energético (un 54%), comunicaciones (16%), y el sector bancario (12%). Uno de los objetivos del Gobierno de Sebastián Piñera es que España ocupe el primer lugar. Y de paso, que Chile se convierta en una plataforma para el mercado español en el resto de América Latina y Asia. China, de hecho, reemplazó a Estados Unidos como el principal consumidor de los productos chilenos y concentra el 25% de las exportaciones de Chile.

“La relación con España es muy especial, y cuando digo muy especial es que creemos firmemente que Iberoamérica, y particularmente la relación bilateral Chile-España, es una alianza estratégica que tiene que ir tomando fuerza en todos los campos”, indicó el embajador chileno en España, Sergio Romero, en una entrevista publicada en el suplemento de EL PAÍS Invertir en Chile.

El principal desafío del país sudamericano en el plano económico es mejorar su distribución del ingreso. De acuerdo a un reciente informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el 10% más rico de los chilenos gana 27 veces más que el 10% más pobre.

Y las inequidades sociales, que han hecho explotar el conflicto estudiantil durante 2011, tiene directa relación con la falta de capital humano para enfrentar los retos productivos y las limitaciones del mercado laboral. Otra de las tareas pendientes es el alza de la productividad para elevar el PIB de largo plazo.

Actualmente, tanto el Gobierno como los partidos de la oposición debaten los ejes de una eventual reforma tributaria para hacer frente a los nuevos desafíos.

PRISA, una sólida presencia

El Grupo PRISA tiene una sólida presencia en Chile a través de la editorial Santillana y de Iberoamericana Radio Chile (IARC). Santillana, número uno en educación y establecida en Chile desde 1968, es pionera en la creación de métodos innovadores para una enseñanza de calidad. IARC es la principal cadena radiofónica del país; opera a través de 211 emisoras y pone en el aire once formatos distintos. Además, y desde hace algo más de un año, EL PAÍS, el periódico global en español, se difunde en Chile junto al diario La Tercera gracias a un acuerdo de colaboración que siguió los pasos de los suscritos con periódicos de Argentina, México y República Dominicana, y, desde marzo de este año, Miami.

La dirección de PRISA mantiene hoy lunes en Santiago sendos encuentros con IARC y Santillana. Por la tarde, y convocado por el presidente de EL PAÍS y consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, se celebra un cóctel de celebración de los actos de esta semana al que tienen previsto asistir importantes autoridades del país.

El martes, el consejo de Administración de EL PAÍS se reunirá —por primera vez lo hace fuera de España— en la capital chilena. Por la tarde, el director del diario, Javier Moreno, pronunciará una conferencia ante estudiantes de Comunicación en la Universidad Pontificia. El miércoles se celebrará el evento Chile, Puerta de América.

Más información