Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU condena a Grecia por impedir el acceso de Macedonia a la OTAN

Siguen en pie las diferencias por la utilización del nombre de Macedonia

El Embajador griego, Georges Savvaides, durante el proceso.
El Embajador griego, Georges Savvaides, durante el proceso. AP

El Tribunal Internacional de Justicia de la ONU, ha condenado a Grecia por impedir el acceso de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (FYROM), a la Alianza Atlántica. El veto griego fue impuesto en 2008, a pesar de que ambos países firmaron en 1995 un acuerdo para facilitar la entrada de la FYROM -con capital en Skopje- a la Unión Europea y la OTAN. Según los jueces, “la república helena ha vulnerado dicho pacto interino”, pensado para no entorpecer la presencia internacional de los macedonios. Grecia, que tiene una provincia llamada Macedonia, teme que sus vecinos reivindiquen parte de su territorio. Tampoco quieren que usen el nombre de (República de) Macedonia, por considerarlo parte inalienable de la identidad griega.

El Tribunal Internacional de Justicia no ha abordado el problema de la nomenclatura. Es más, su presidente, el juez japonés Hisashi Owada, ha “rechazado el resto de las demandas de la Antigua República Yugoslava de Macedonia”, sin entrar en detalles.

La FYROM tuvo menos problemas para acceder en 1993 a Naciones Unidas. Entonces ya lo hizo bajo su apelativo “de trabajo”, que subraya su pasado como parte de la extinta República Federal Socialista de Yugoslavia. Con todo, algunos países la han reconocido como República de Macedonia. A dicho grupo pertenece Estados Unidos, India, Rusia o Reino Unido. Entre los que siguen llamándola Antigua República Yugoslava de Macedonia figura España, Alemania, Francia y Holanda.

El territorio de Macedonia incluye pueblos eslavos y albaneses, y abarca Grecia, Bulgaria y Albania. A pesar de sus diferencias, griegos y macedonios son buenos socios económicos. Y Grecia podría tener un papel relevante en la región, si los países balcánicos (Serbia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Montenegro y la propia Macedonia) acaban entrando en la Unión Europea.

Más información