Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Haya prepara la acusación contra el régimen de Gadafi por la violación de centenares de mujeres

El exjefe de espías, Abdulá al Senusi, sería uno de los nuevos imputados de la Corte Penal Internacional por las violaciones de mujeres producidas durante la caza de opositores

El fiscal general de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo
El fiscal general de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo EFE

La fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) se prepara para añadir la acusación de violación de centenares de mujeres contra varios miembros del régimen del depuesto dictador libio Muamar el Gadafi. Entre los nuevos imputados aparecería el exjefe de espías, Abdulá al Senusi, acusado ya de crímenes contra la humanidad por la propia Corte. Luís Moreno Ocampo, su fiscal titular, ha dicho hoy que las agresiones fueron perpetradas por las fuerzas de Gadafi, “durante la caza de opositores llevada a cabo en los meses de la revuelta”. “Hay indicios de que Al Senusi las organizó, no así Saif el Islam, hijo de Gadafi. Pero este es uno de los peores crímenes para los libios. Así que no podemos poner en peligro a los testigos para recabar información”, ha dicho.

Moreno Ocampo ha participado en La Haya en un encuentro sobre justicia internacional, paz y gestión de crisis mundiales, y piensa viajar a Trípoli en enero para analizar el futuro de Saif el Islam. Acusado asimismo de crímenes contra la humanidad, el Consejo Nacional de Transición ya ha dicho que quiere procesarle en Libia. “Como hay una orden nuestra de arresto, si el nuevo Gobierno libio pretende juzgarle en su país, la decisión final corresponderá a los jueces de la CPI”, según el fiscal. “Saif afrontara los tribunales; es una cuestión de tiempo. Todos ellos serán procesados”, ha apostillado.

La Corte no sabe en este momento dónde se encuentra el vástago del dictador libio. El pasado 29 de octubre, y a través intermediarios, le garantizó un juicio justo. “No hubo negociación. Yo soy jurista, no político. Le aseguré la presunción de inocencia. De todos modos, en su calidad de prófugo de la justicia, al preguntarnos por una posible rendición aseguraba su supervivencia”, en palabras del fiscal.