Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El OIEA expresa su inquietud por el programa militar en Irán

El organismo de la ONU ha encontrado indicios de que Teherán desarrolla armas nucleares

Estados Unidos pide tiempo para analizar el informe y Rusia afirma dice que es una "fuente de tensión"

 El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) tiene "serias inquietudes" sobre el programa nuclear de Irán, ya que hay indicios de que el régimen de los ayatolás intenta desarrollar armas atómicas. Así consta en un informe que esta agencia de la ONU ha hecho público este martes en Viena.

Entre estas actividades, el OIEA destaca trabajos en el desarrollo de lo que califica como un "diseño propio" para una bomba nuclear, además de la compra de información y documentación a una red clandestina de material atómico.

En ese documento, los inspectores detallan las informaciones sobre supuestas dimensiones militares del programa nuclear iraní como, por ejemplo, experimentos con explosivos especiales o el desarrollo de detonadores.

Una fuente diplomática cercana al OIEA y al tanto de la investigación señaló que "los asuntos detallados dan una imagen bastante exhaustiva de lo que se necesita si se quiere construir un arma nuclear". 

El informe detalla informaciones sobre experimentos con explosivos especiales

o el desarrollo de detonadores

En el informe, los inspectores del OIEA agregan que Teherán ha llevado a cabo "esfuerzos para desarrollar vías no declaradas de producción de material nuclear". Además, militares iraníes habrían intentado, a veces con éxito, adquirir equipos nucleares y de uso civil y militar, indica el documento, uno de los más delicados de los últimos años y que viene precedido por muchas especulaciones, especialmente en Israel, sobre un posible ataque para neutralizar el programa atómico de Irán.

Antes de la presentación del informe, el jefe de la diplomacia iraní, Ali Akbar Salehi, había rechazado esas acusaciones y dijo que la agencia de la ONU que intenta supervisar el programa nuclear de Irán desde hace ocho años, "no tiene pruebas serias".

Estados Unidos ha declarado que analizaría el informe con calma, pero tanto Washington como sus aliados occidentales no han ocultado su intención de utilizar ese informe para endurecer las sanciones impuestas al régimen iraní e intentar unir a la causa a Rusia y China, hasta ahora reticentes a reforzarlas.

Moscú ha expresado su "decepción" por el hecho de que la publicación del informe, "de cuyo contenido se ha dicho y escrito mucho en estos últimos días", esté alimentando las tensiones entre las grandes potencias y Teherán.

Más información