Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro muertos y varios heridos en un atentado talibán en Afganistán

Un kamikaze ha hecho explotar un coche cerca del edificio de ACNUR en Kandahar.- Los talibanes se atribuyen el ataque

Soldados afganos inspeccionan los cadáveres de dos presuntos insurgentes talibanes en el lugar tras el atentado suicida.
Soldados afganos inspeccionan los cadáveres de dos presuntos insurgentes talibanes en el lugar tras el atentado suicida. EFE

Cuatro civiles han muerto y varias personas han resultado heridas tras la explosión de un coche bomba delante del edificio de la ONG americana International Relief and Development en la ciudad afgana de Kandahar, localidad situada en el sureste del país y bastión de los talibanes, según han indicado las autoridades en un comunicado. La explosión se ha producido en los alrededores del edificio del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en la ciudad, según ha informado la organización internacional. El atentado ya ha sido reclamado por los talibanes.

"Sabemos que se ha producido una explosión a primera hora de esta mañana en los alrededores de la casa de invitados de ACNUR", ha dicho Dan McNorton, portavoz de Naciones Unidas. Al parecer, todo el personal de la organización internacional está siendo interrogado sobre el suceso.

Un portavoz de la policía ha informado a Afp que tras la explosión del vehículo varios hombres han disparado en el interior del edificio. “Ahora están en las calles, pero la policía les tiene cercados”. Al parecer estarían disparando contra las fuerzas de seguridad, ha indicado la misma fuente.

El número de heridos varia entre dos y diez según las fuentes. "Han fallecido tres civiles afganos y uno ha resultado herido, también hay un nepalí herido", ha escrito en Twitter la Oficina de Prensa del Gobernador Provincial, que añade que al menos dos de los atacantes han sido abatidos por las fuerzas de seguridad.

La cifra de víctimas aumenta cuando son los talibanes los que informan. Un portavoz, Mohamed Yusuf Ahmadi, ha confirmado en un comunicado que el ataque es suicida y en él han muerto "ocho invasores extranjeros". Los insurgentes acostumbran a inflar los partes de bajas que dicen causar al bando contrario.

"Nuestras informaciones indican que las barreras de seguridad fuera del edificio fueron destruidas cuando un muyaidín hizo estallar un camión con explosivos, lo que permitió a los demás entrar y comenzar la lucha", afirma Ahmadi.

Los talibanes suelen recurrir a ataques suicidas o de estilo fedayín en su lucha contra las tropas internacionales desplegadas en el país y con la aspiración de implantar un régimen fundamentalista islámico como el existente entre 1996 y 2001.

El sábado, un suicida al volante de un vehículo en Kabul mató a 17 personas, de ellas 13 miembros de la misión de la OTAN en Afganistán, en el más sangriento atentado suicida contra las tropas extranjeras desde el inicio de la invasión del país.

Kandahar, la principal ciudad del sur afgano, es considerado el bastión espiritual del movimiento talibán, que tiene su principal cantera entre la etnia pastún, presente sobre todo en el sur y el este del país.