Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruptura de la tregua en Gaza

Los grupos palestinos radicales se desmarcan del pacto de Hamás con Israel

Palestinos llevan el cuerpo de uno de los militantes muertos por un drone israelí. Ampliar foto
Palestinos llevan el cuerpo de uno de los militantes muertos por un drone israelí. AP

Fue una tregua de apenas unas horas. Yihad Islámica, animada por la forzada pasividad de Hamás, sin excusas para impedir el ataque de sus milicianos tras perder a varios de sus hombres, rompía ayer por la tarde la tregua en vigor desde por la mañana. A las facciones minoritarias de Gaza no les acaba de convencer el acuerdo firmado entre Hamás, la milicia principal de la franja —en el Gobierno desde 2007— y el Ejecutivo israelí para intercambiar a unos 1.000 presos palestinos por un único soldado hebreo. Exigen más protagonismo y se revuelven.

En las últimas horas lo están consiguiendo: boicoteando la tregua auspiciada por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto, mediador en el fuego cruzado entre el Ejército israelí y las milicias de la franja de Gaza. El boicoteo se ha saldado con la vida de al menos 10 milicianos palestinos y un civil israelí.

Dos mujeres israelíes junto a la tumba de un hombre muerto por un cohete arrojado desde Gaza. ampliar foto
Dos mujeres israelíes junto a la tumba de un hombre muerto por un cohete arrojado desde Gaza. AFP

Hamás ha visto aumentada su popularidad desde el acuerdo firmado con Israel, a mediados de este mes, por el que 1.027 presos palestinos serían liberados. De ellos, un centenar procede de Gaza. Recibidos como héroes, hoy disfrutan de privilegios. El resto de facciones ve en estas concesiones un deshonor, un aliciente para los desencuentros con Hamás, facción rival que, sin embargo, no persigue una escalada de la violencia tal y como han asegurado sus portavoces. Todavía disfruta de los réditos de la liberación de los presos en una coyuntura favorable: las relaciones con el Consejo egipcio son excelentes y acaba de firmar un acuerdo con Israel sin su interlocutor tradicional, Al Fatah, el partido del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas.

Más información