Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OTAN se dispone a anunciar el fin de la misión en Libia

El almirante James Stavridis informa a los aliados del fin inminente de la operación

La muerte de Gadafi elimina las dudas sobre una futura resistencia

El comandante aliado supremo de la OTAN, almirante James Stavridis, ha enviado un informe al Consejo Atlántico (los embajadores aliados) en el que concluye que la operación Protector Unificado en Libia se puede ir terminando. Los embajadores de los Veintiocho se reunirán esta tarde, al día siguiente de la muerte de Muamar el Gadafi  para valorar el informe y la nueva situación en Libia, en un clima de misión cumplida y con el ánimo de proceder a un repliegue gradual de la misión.

El veredicto del almirante Stavridis, adelantado por una fuente diplomática, es sólo una apreciación técnica que debe traducir políticamente el Consejo Atlántico. Pero la línea dominante es que “está claro que la operación se acaba”, según fuentes aliadas.Tanto que esta misma mañana, la Alianza ha emitido con retraso el diario comunicado que da cuenta de las operaciones realizadas la víspera.

Como anexo a ese comunicado figura el que da cuenta del ataque de ayer por la mañana a una veintena de vehículos en las inmediaciones de Sirte. “Cuando se produjo el ataque la OTAN no sabía que Gadafi estaba en la caravana”, señala el documento. “Luego supimos a partir de fuentes abiertas [por ejemplo, la prensa o anuncios públicos] que Gadafi estaba en la caravana y que el ataque contribuyó a su captura” por las milicias del Consejo Nacional de Transición (CNT)

“Podemos dar por terminada la operación, que cuesta dinero y absorbe muchos medios, porque ya no hay nada más que hacer”, comenta un diplomático aliado, que pone el fin de la campaña más que en la muerte de Gadafi, en la toma de Sirte. “El régimen ha caído con Sirte”, señala. “Todo está bajo control de los que antes eran los agredidos, a los que fuimos a defender de las agresiones del régimen”.

La fuente plantea la situación en términos gráficos: “Es como lo que ocurre al final de una cena. Cuando se ha terminado hay que recoger”. En esas está la OTAN, en cómo y con qué rapidez recoger.

Aunque la caída de Sirte sea el hito decisivo, la desaparición de Gadafi ayuda notablemente a aclarar el panorama. Entre los escenarios previstos para Libia, los aliados consideraban la posibilidad de que un Gadafi derrotado sobre el terreno y huido pudiera seguir dando órdenes a sus últimos leales y creando problemas que exigieran la continuidad de Protector Unificado.

La campaña comenzó a raíz de la petición del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en marzo de que la comunidad internacional interviniera para proteger a la población libia. El secretario general, Anders Fogh Rasmussen, anunció en su comunicado de anoche que los aliados “podrán fin a la misión en coordinación con Naciones Unidas y el Consejo Nacional de Transición”.

 Es previsible que ambas partes tomen alguna iniciativa (Francia ya ha dicho que la misión concluirá cuando el CNT diga que controla la situación), pero la fuente subraya que “la OTAN no es una organización subordinada de Naciones Unidas” y que puede fijar su propio tempo.