Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bolivianos rechazan las elecciones judiciales de Morales

Un sondeo apunta a que los votos nulos y en blanco llegan al 60%

La oposición, que había llamado a boicotear la elección, proclama su victoria

Morales insinúa que no pretende anular los comicios

Una mujer muestra los votos nulos mayoritarios en una mesa electoral en Santa Cruz (Bolivia). Ampliar foto
Una mujer muestra los votos nulos mayoritarios en una mesa electoral en Santa Cruz (Bolivia). EFE

Los sondeos a pie de urna divulgados esta madrugada sobre las inéditas elecciones judiciales celebradas ayer en Bolivia apuntan a una derrota de presidente Evo Morales. Con la convocatoria de este referéndum, en el que los ciudadanos debían elegir directamente los cargos más altos de la judicatura, Morales pretendía cambiar a toda la cúpula judicial del país a su favor, según denunciaba la oposición. Los partidos opositores pidieron que la gente depositara votos nulos o blancos para deslegitimar la elección y expresar su rechazo. Según los sondeos, ayer hubo más votos nulos y blancos que válidos.

Los votos nulos y en blanco rozan el 60%, según resultados extraoficiales basados en un sondeo a pie de urna realizada por la empresa Ipsos Apoyo y divulgados por la cadena de televisión ATB.

Los sondeos apuntan

a un 42% de votos nulos y un 40% válidos

La votación convocó a 5,2 millones de bolivianos para elegir a 56 magistrados de los cuatro máximos tribunales. Los electores debían tachar nombres en una papeleta gigantesca de 90 centímetros. Tanto la oposición como importantes figuras del ámbito judicial habían denunciado que los requisitos para poder ser candidato habían dado un sesgo a las listas que otorgaba de facto el control de la cúpula judicial a afines al presidente.

Dirigentes de la oposición boliviana declararon durante la madrugada española su triunfo sobre el presidente Morales. El presidente no reconoció derrota alguna y destacó la amplia participación popular en los comicios, sin precisar que en Bolivia el voto es obligatorio y quien se abstenga es castigado con multas e impedimentos administrativos, por lo que la participación es siempre muy alta, informó Efe.

"No se puede posesionar a autoridades que no tienen legitimidad",  dijo Samuel Doria

"La participación masiva ha sido importante para la democracia", dijo el mandatario en un breve mensaje emitido por televisión, y solo reconoció que "lamentablemente faltó mayor información" para los votantes.

Morales replicó que con "las autoridades electas" hoy domingo "arrancará la nueva justicia para Bolivia, una nueva justicia que permita hacer justicia", dando a entender que no anulará los comicios.

El político centrista Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional, dijo que el mensaje es "muy claro, muy contundente", y que Morales tendrá que escucharlo y anular las elecciones.

Morales "tiene que recoger el resultado de las urnas y anular estas elecciones, volver a fojas cero (al comienzo). No se puede posesionar a autoridades que no tienen legitimidad", agregó Doria Medina, rival del gobernante en los comicios presidenciales de 2009.

A su vez, el centroizquierdista Juan del Granado, líder del Movimiento sin Miedo, afirmó que "el país se ha pronunciado en contra de una gestión caracterizada por la soberbia y el autoritarismo, caracterizada por la ineficiencia, por el prebendalismo y la corrupción".

Del Granado, ex alcalde de La Paz y antiguo aliado del presidente, pidió también la renuncia de los magistrados del Tribunal Electoral, a los que acusó de ser parciales en favor del Gobierno.

El gobernador derechista de la región oriental de Santa Cruz, la más rica del país, Rubén Costas, declaró que "hay una sensación de esperanza" porque hoy "los bolivianos han respondido con la madurez, dignidad y contundencia que este proceso requería".

Más información