Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los indignados británicos rodean la Bolsa de Londres

Centenares de manifestantes, en su mayoría jóvenes, se suman a la protesta global del 15-O

Un grupo de indignados, sentados frente a la catedral de San Pablo durante la protesta global del 15-O Ampliar foto
Un grupo de indignados, sentados frente a la catedral de San Pablo durante la protesta global del 15-O Getty Images

La protesta de los indignados ha empezado en Londres con aire festivo, en gran parte quizás porque el día se ha levantado luminoso y con una temperatura ideal para la protesta: fresquita, pero lo justo.

Indignados, turistas y policías se observan unos a otros en una protesta algo caótica debido a las tácticas que han decidido seguir los contendientes. Scotland Yard ha sido criticada varias veces en los últimos meses por su torpeza a la hora de controlar manifestaciones de tinte más bien juvenil: o por demasiado laxa o por demasiado dura. Hoy parece haberse decantado por la prevención al acordonar el edificio objetivo de los indignados, la sede de la Bolsa de Londres, la London Stock Exchange.

La respuesta de los indignados, que suman varios centenares, ha sido ir dando vueltas a la manzana del edificio de la bolsa en distintos grupos compactos. Eso ha acabado creando un ambiente curioso en una zona particularmente turística porque el perímetro de la acción de los indignados incluye la famosa catedral de San Pablo. Sus escalinatas, habitualmente abarrotadas de turistas, acogen esta mañana a una curiosa mezcla de turistas e indignados, con la policía atenta a unos pocos metros.

El ambiente es hasta ahora festivo y entre los indignados no hay solo gente joven. También hay manifestantes maduros que advierten a los paseantes de la seriedad de esta crisis. Entre las pancartas parecen ganar aquellas que denuncian los males del capitalismo y de sus principales valedores en la tierra: los banqueros. Por una vez, el corazón de la City de Londres late a la izquierda.

Más información