Yak-42: un largo historial de accidentes

El avión siniestrado en Rusia con un equipo de hockey a bordo era del mismo modelo que el que transportaba a los 62 militares españoles que murieron en 2003 al regresar de Afganistán

El avión que este miércoles se ha estrellado en Rusia con 45 pasajeros a bordo era un Yakovlev-42, el mismo modelo en el que viajaban los 62 militares españoles que perdieron la vida en mayo de 2003 al desplomarse el aparato en el que regresaban de Afganistán. La investigación judicial atribuyó la causa de aquel siniestro a una cadena de errores humanos y culpabilizó a las empresas responsables del vuelo, aunque el juez Grande-Marlaska reactivó hace unos meses el caso para aclarar, entre otras cosas, por qué el Ejército español fletó un avión de fabricación rusa en vez de uno occidental y omitió las quejas contra este tipo de aeronaves formuladas por militares españoles y de otros países.

Más información
Al menos 44 muertos en Rusia tras estrellarse un avión Yak-42 que transportaba a un equipo de hockey

Los aviones Yak-42 fueron diseñados en la década de 1970 y continúan en servicio en casi todas las compañías aéreas de las repúblicas exsoviéticas. Este aparato, creado por la empresa Yakovlev para cubrir distancias en vuelo de hasta 3.700 kilómetros, desarrolla una velocidad de crucero de 810 kilómetros por hora a una altura máxima de 9.100 metros. Dotado de tres motores, puede despegar en pistas de tierra pisada o hielo con dos motores y continuar el vuelo con solo uno de ellos en marcha.

Se siguen construyendo en tres variantes. El Yak-42D tiene capacidad para transportar hasta 120 pasajeros; el Yak-42E-LL, también de pasajeros, está dotado de motores de mayor potencia, y el Yak-42F dispone de alas modificadas y se utiliza para la fotografía aérea. Habitualmente, su tripulación está integrada por cuatro personas y tres azafatas.

El primer vuelo de prueba de un Yak-42 se realizó el 7 de marzo de 1975. En 1980 recibió el certificado de la Comisión de Aeronáutica de la URSS y fue incluido en las rutas soviéticas, y en 1981 en vuelos internacionales.

Una de las mayores catástrofes sufridas por un Yak-42 ocurrió en Bielorrusia el 28 de junio del 1982. En aquella ocasión, 132 personas perdieron la vida. El 31 de julio de 1992, 106 personas murieron cuando otro avión de este modelo chocó al despegar contra un muro de contención en el aeropuerto de Nanjing, este de China.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El 20 de noviembre 1993, otro Yak-42 se precipitó contra la ladera de una montaña próxima a Ohrid, en Macedonia, en un accidente en el que fallecieron los 108 pasajeros y ocho tripulantes. El 17 de diciembre 1997, 71 pasajeros y la tripulación perdieron la vida al estrellarse otro en las montañas del norte de Grecia.

Otras 22 personas murieron el 25 de diciembre 1999 después de que un Yak-42 de la aerolínea Cubana de Avión, que cubre el trayecto entre La Habana y Valencia (Venezuela), se estrellara poco antes de aterrizar en el aeropuerto de esta última ciudad.

Y el 26 de mayo 2003, 75 personas, incluidos 62 militares españoles que regresaban de Afganistán, al estrellarse un trimotor Yakovlev-42D de la compañía ucraniana UM Air cerca del aeropuerto de Trebisonda (Turquía).

Un avión Yak-42.
Un avión Yak-42.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS