Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE acuerda un embargo sobre el petróleo sirio para presionar al régimen

Los Veintisiete amplían la lista de personas y entidades sancionadas por servir de apoyo a la represión gubernamental de las protestas

La Unión Europea ha acordado hoy imponer un embargo a todas las importaciones de petróleo de Siria con el objetivo de aumentar la presión sobre el régimen de Bachar el Asad. Los Veintisiete también han decidido ampliar la lista de personas y entidades sancionadas por servir de apoyo a la represión gubernamental de las protestas, que desde marzo ha causado más de 2.200 muertos, según la ONU.

En el caso de la prohibición de importar crudo procedente de Siria, la aplicación de la medida es inmediata, pero no se hará efectiva totalmente hasta el 15 de noviembre para respetar contratos en vigor, según fuentes comunitarias. Italia, uno de los principales importadores, presionó durante los últimos días para retrasar la fecha hasta finales de noviembre. Con el embargo, los Veintisiete pretenden cortar vías de financiación al régimen de Al Asad, que vende a Europa el 95 % de su petróleo.

Para la UE, sin embargo, no representa un gran impacto, pues el petróleo sirio sólo representa un 1,5 % del total de las importaciones. A día de hoy, únicamente España, Alemania, Italia, Holanda, Francia y Austria compran crudo a Siria. La prohibición adoptada por los Veintisiete afecta a la compra, importación y transporte de crudo y otros productos petroleros de Siria. Además, no se podrá ofrecer servicios financieros o financieros o de seguro para este tipo de transacciones, señala el Consejo Europeo en un comunicado.

Además, la UE añadirá cuatro personas de nacionalidad siria y tres entidades al listado de las sancionadas, que establece la prohibición de viajar a suelo europeo y la congelación de activos. Las identidades se conocerán mañana, cuando los nombres serán publicados en el Diario Oficial de la Unión.

Mientras tanto, los ministros de Exteriores de los Veintisiete reunidos en Sopot (Polonia) tienen previsto discutir hoy nuevas medidas de presión económica y política, según ha declarado a su llegada al encuentro la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton. La UE ya había sancionado a 50 personas vinculadas con el régimen, incluido el presidente Bachar el Asad, y a una decena de empresas y entidades próximas al gobierno. También tiene en vigor un embargo de armas y de materiales utilizados para la represión.